Un «sí quiero» a cambio de 4.000 euros

Un «sí quiero» a cambio de 4.000 euros

a pareja detenida que intentó amañar su matrimonio acudió al registro del Ayuntamiento de Ponferrada.

a pareja detenida que intentó amañar su matrimonio acudió al registro del Ayuntamiento de Ponferrada.

 La Policía Nacional de Ponferrada detuvo a dos personas por simular una relación de pareja con el fin de que la mujer extranjera obtuviera la documentación española.

Ha sucedido en más de una ocasión y los funcionarios han contado con dificultades para demostrarlo, pero esta vez ha tenido como consecuencia incluso la detención de la pareja que trató de amañar su matrimonio o unión formal para que uno de los dos integrantes de nacionalidad extranjera obtuviera la documentación española.

En el caso dado ayer a conocer por la Subdelegación del Gobierno y según la información que pudo ampliar este periódico, una mujer de nacionalidad centromericana ofreció a un español pagarle 4.000 euros si accedía a casarse con él. Así, la nueva esposa de hecho lograría como ventaja regularizar su situación de extranjería en España y contar con todas las ventajas de una residente legal en este país. Pero la artimaña se le fue de las manos y la policía actuó de inmediato al sospechar de que algo no cuadraba.

Así, funcionarios de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Ponferrada detuvieron a dos personas a las que se les acusa de simular una relación de pareja al objeto de obtener la extranjera la documentación correspondiente para seguir viviendo en España.

Según explicaron ayer desde la Subdelegación del Gobierno en León, los dos detenidos, una mujer de nacionalidad de la República Dominicana y de 30 años de edad, que se encontraba en situación irregular en España, y un hombre de nacionalidad española, de 51 años de edad, simularon mantener una relación. Los dos se inscribieron como pareja de hecho en el Registro de Uniones no Matrimoniales en el Ayuntamiento de Ponferrada. La mujer había acordado el pago de una cantidad de dinero al súbdito español una vez que la extranjera hubiera obtenido la residencia legal en España.

Pero, finalmente, de estos hechos la Policía Nacional dio cuenta al Juzgado de Instrucción de Guardia de la capital berciana. Esta práctica se denomina «matrimonio blanco». Es decir, una boda amañada entre un español o inmigrante nacionalizado y un extranjero, normalmente en situación irregular, con la única finalidad de obtener residencia legal, previo pago de una cantidad acordada, que este caso era de 4.000 euros.

diariodeleon.es/

Facebook Comments