Un tercio de América Latina y el Caribe con desertificación: ONU

El 30 por ciento de América Latina y El Caribe se encuentra desertificado en sus tierras de cultivo, lo que generan pérdidas por alrededor de 27 mil 525 millones de dólares, revela un informe de Naciones Unidas.

Changwon, Corea del Sur.– El 30 por ciento de América Latina y El Caribe se encuentra desertificado en sus tierras de cultivo, lo que generan pérdidas por alrededor de 27 mil 525 millones de dólares, revela un informe de Naciones Unidas.

La causa principal de ese proceso son los usos inadecuados en las prácticas agrícolas, señala el estudio «Degradación Mundial del Suelo por Región», de la Convención de Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CNULC).

En el informe distribuido en la COP 10 de la Convención que se realiza en esta sureña ciudad de Corea del Sur, se expone que los principales problemas de la región por ese motivo se deben a la modernización de prácticas agrícolas como la irrigación y cultivos intensos.

Ubica a la mayor parte de México como árido o semiárido, en particular el norte, en tanto Brasil tiene zonas semiáridas en las sabanas tropicales y en algunas zonas andinas que alcanzan montañas y extensiones de Argentina, Perú, Bolivia, Chile y Paraguay.

En el Caribe están identificadas zonas áridas en República Dominicana, Cuba, Haití y Jamaica, mientras que la erosión y escasez de agua se intensifica en el oriente de esos países.

«La inadecuada irrigación, el uso de pesticidas y la ausencia de prácticas de gestión de tierras sostenibles, han provocado la salinización y la erosión de los suelos en áreas agrícolas en Argentina, México, Cuba y Perú», afirma el documento.

Además, ese grupo de países posee extensas áreas de tierras secas que frecuentemente están sometidas a usos inadecuados y a amplios periodos de sequía.

En términos generales, la Convención precisa que cada año se pierden 12 millones de hectáreas, las que tendrían capacidad de producción de 20 millones de toneladas de granos.

La degradación de la tierra puede producir en los próximos 25 años una disminución en la producción de alimentos de 12 por ciento a nivel mundial, y aumento de precios de productos alimenticios de 30 por ciento.

El 52 por ciento de la tierra de cultivo en el mundo está entre moderada o severamente afectada por la degradación, lo que afecta a mil 500 millones de personas en el mundo.

De las principales consecuencias de este fenómeno el documento enumera que 50 millones de personas podrían verse obligadas a emigrar, además de que se afecta la supervivencia de 27 mil especies animales y vegetales.

Además, se pierden extensiones de suelo que captura en forma natural dióxido de carbono, proceso fundamental para la reducción en la atmósfera de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

Facebook Comments