Un terrorista solitario buscaba sembrar el caos en Nueva York

Un yihadista de origen dominicano, inspirado en Al Qaeda, planeaba poner bombas en buzones de correos e instalaciones policiales

Washington – El plan estaba listo. Diez años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el yihadista José Pimentel, que había asumido el nombre de Mohamed Yusuf, haría explotar una serie de buzones de correos en Nueva York. Sería el principio de una campaña de atentados en la zona metropolitana, que incluiría coches policiales, oficinas de correos en la zona norteña de Washington Heights y una comisaría en Nueva Jersey. Pimentel fue arrestado y al día siguiente compareció ante el juez, que ordenó prisión preventiva sin fianza.

El supuesto terrorista, de 27 años, nació en la República Dominicana, pero se naturalizó estadounidense y vivió la mayor parte de su vida en Nueva York. Vivía con un tío en la zona de Hamilton Heights. La policía metropolitana de esa ciudad le espiaba desde hacía dos años, un periodo en el que se radicalizó, intentó entablar contacto con el clérigo y propagandista de Al Qaeda Anuar el Aulaki y comenzó a comprar y ensamblar artefactos explosivos.

Facebook Comments