¡Vencido sólo por el cáncer!

Balbina Negreira ok

Balbina Negreira

Madrid, España.

No he podido impedir que mis ojos estuvieran ajeno a la triste noticia de su muerte. Aprendí admirarlo en la UASD, no porque lo conociera en persona ni por militar en ese entonces en un partido político; sino, porque se respiraba vientos de una democracia retardada en nuestro país. Y él era el joven político del momento.

En el 2016, vemos que aquellas luchas y logros políticos en la república dominicana fueron pájaros que floretearon tanto por la UASD como por el pueblo dominicano, precipitándose contra una roca con diagnóstico de muerte cerebral.

Mis emociones se han desbordado porque hubo en estas pasadas elecciones una pizca de probabilidad de una gestión de la diputación europea con el apoyo de Hatuey De Camps y el PRSC. No pudo ser. Pero esto no me impide reconocer la empatía política y personal de él hacia nuestra apuesta de gestión política para España y toda Europa.

Él fue un político inspirador de millones de ciudadanas y ciudadanos de nuestro país. Fue la época donde las juventudes apostaban por la decencia en el quehacer político. ¡Unos ingenuos éramos! Se conjugaba los estudios con la actividad política, como un aporte de conocimientos para beneficio del país.

Con el transcurrir de los años todo cambió, o, mejor dicho, empeoró, de tal manera, que, ya no estoy segura de sí tenemos una identidad como nación.  La UASD está irreconocible. Un cofre que debería contener toda la sapiencia intelectual y científica del siglo 21, no es más que una secuela de imágenes como si de una tragicomedia se tratase.

Hatuey: hoy no tengo más que decirte que lamento que te marcharas. Las enfermedades han sido el “castigo celestial” y el desafío diario para la ciencia. ¿Logrará la segunda anteponerse a la primera?, claro, que sí, pero todavía no nos toca ser los beneficiarios.

¿Qué nos dejas como legado personal y político? Me siento muy orgullosa de usted por esa férrea testarudez, de firmeza, de fuerzas y de energía para enfrentar, mantener y mejor declinar antes de ser o convertirte en un súbdito reeleccionista.  Imagino que ya estarás saludando a tu amigo de batallas, José Francisco Peña Gómez.

Como Diputado (1978-1982) se aprobó la Ley “que obliga a las y los funcionarios públicos a realizar una declaración jurada de bienes”, pero, ¿aún no se cumple, Hatuey?

Así reza su muro en Facebook:

“Soy Social Demócrata y plural, mi lema es Libertad, Democracia, Justicia social, No Reelección!!!.” Hatuey De Camps

Facebook Comments