Venezolano Félix Hernández lanza un partido perfecto

Es el primero en la historia de Seattle y el número 23 en GL

 

Lo que siempre buscó sin miedo. Y ahora Rey Félix puede presumir del logro supremo. Félix Hernández, finalmente, alcanzó la perfección que persiguió desde que debutó a los 19 años, con su cara de niño, cabello rizado y gorro que nunca podía acomodarse bien.

El as venezolano ya no tendrá que pasar noches pensando si este sería el momento en el que lograría la joya principal.

“Siempre lo tenía en mente, en cada juego.

‘Tengo que lanzar un juego perfecto’. Es algo que cada pitcher aspira”, dijo Hernández.

“Hoy ocurrió y es algo especial. No tengo palabras para explicarlo. Esto es muy grande. No pasa todos los días”.

Hernández lanzó el primer juego perfecto de los Marineros de Seattle y el número 23 en la historia del béisbol de Grandes Ligas, al maniatar ayer miércoles a los Rays de Tampa Bay con una magistral joya de pitcheo para la victoria 1-0.

El Cy Young de 2010 nunca había ocultado su ambición de lanzar un juego perfecto.

En una tarde soleada en casa, finalmente lo consiguió contra los Rays.

Para un franquicia rumbo a su décima primera campaña seguida sin clasificarse a los playoffs, Hernández es el motivo solitario para que los fanáticos de los Marineros no pierdan el interés.

Hernández es idolatrado en esta parte del país, enclavada en el Noroeste del Pacífico. No sólo por sus actuaciones brillantes, sino por su lealtad a la ciudad de Seattle.

El de Hernández fue el tercer juego en las mayores esta campaña, uniéndose a Philip Humber de los Medias Blancas de Chicago en abril y Matt Cain de San Francisco en junio.

El perfecto de Humber fue ante los mismos Marineros, mientras que Cain lo hizo frente a los Astros.

Además, el venezolano Johan Santana lanzó un juego sin hits para los Mets de Nueva York ante los Cardenales de San Luis en junio.

Más de la mitad de todos los juegos perfectos —12— se han dado en las últimas 25 campañas.

Este fue el sexto juego sin hits en las mayores este año, tres de ellos en Safeco Field. Luego de la joya de Humber, seis lanzadores de los Marineros se combinaron para dejar sin imparables a los Dodgers de Los Angeles el 8 de junio.

Sólo dos veces se han tenido siete juegos sin hits en una temporada desde 1900.

La primera vez fue en 1990 y luego en 1991, con Nolan Ryan tirando dos en esos años.

Para los Rays, esto es algo habitual. Fue la ter- cera vez en cuatro campañas que son las víctimas de un juego perfecto, por Dallas Braden en 2010 y Mark Buehrle en 2009.

 

16 Ago/ Amo Dom/ Listin Digital

Facebook Comments