Visitas sorpresas del Presidente: novedad que resuelve

Presidente danilo  comiendo mangú de apio con arenque yipeta

  • Las famosas visitas sorpresas del Presidente de la República, Danilo Medina, constituyen nuevas metodologías llevadas a cabo en su gestión, que lo hacen disímil a los demás gobernantes de la nación, pues hace contacto directo y lleva soluciones urgentes a demarcaciones situadas en los sitios más remotos del país.

Santo Domingo.- Una de las recientes inspecciones del jefe de Estado, que mereció el elogio de gran parte de la población, fue la realizada a la comunidad Arenoso, municipio de la provincia de Duarte, donde recibió con estupor la noticia de una escuela que ya se había pagado y estaba sin terminar. De inmediato procedió a llamar al ingeniero que tenía a cargo la obra, a quien advirtió quitársela si no acudía a terminar los trabajos del plantel escolar.

“Ese es el Presidente que nos merecemos los dominicanos para poder avanzar y seguir creciendo. Felicitamos al mandatario por ser honesto y sincero con su pueblo”, estuvieron entre las tantas expresiones comentadas por las personas en las redes sociales.

En esas reuniones, Danilo Medina normalmente inicia con un diálogo y la presentación por parte de los directivos de la cooperativa o asociación de las dificultades por las que atraviesa la zona, ya sea en la rama de la agricultura, como la social.

El Presidente escucha, pregunta, constata las informaciones suministradas por los técnicos gubernamentales y finalmente decide qué tipo y alcance de apoyo gubernamental debe brindarles.

Posteriormente, se otorgan financiamientos a los pequeños productores con préstamos aproximados de un 5% de interés anual, los cuales se desembolsan a través de cooperativas y asociaciones de productores.

No todo es elogios

El contraste de este modelo de Gobierno ha encontrado apoyo de personas particulares; pero, algunos sectores entienden que esta particularidad se enmarca dentro de un ejercicio de relaciones públicas muy bien organizado desde el Estado.

La periodista Altagracia Salazar, en su artículo titulado “Las visitas sorpresas del presidente Medina ¿Atención al sector agropecuario o relaciones públicas?, refleja que este mecanismo busca beneficiar la imagen de hombre cercano y solidario; sin embargo, no ha impactado en segmentos deprimidos por las políticas neoliberales y décadas de abandono.

A juicio de la veterana comunicadora, el análisis de las pesquisas presidenciales deja un sabor amargo de repetidas promesas, de aliento a campesinos y productores que rayan en la indigencia, y ha servido para disminuir la presión de un campo esperanzado en que en algún momento les tocará la “borona”.

Mientras, Max Puig, presidente de la Alianza por la Democracia, al referirse al particular, definió estos viajes como “una aspirina a un enfermo de cáncer”, sosteniendo que el gobierno no está resolviendo los problemas de fondo de la sociedad dominicana.

El mandatario le ha salido al frente a estas críticas y responde que está atendiendo a aquellos que no pueden ir donde él, refiriéndose a los encuentros imprevistos en distintos lugares, lo que define como su “política de atención primaria al sector agropecuario y al campo en general”.

“Los otros” solicitan su cita en el Palacio Nacional “y resuelven conmigo allá, pero ustedes no tienen las facilidades de que alguien les abra las puertas de la Casa de Gobierno para hablar con el Presidente de la República”.

Estas visitas sorpresas forman parte de un nuevo estilo y de una manera innovadora de comunicar. Danilo Medina no quiere ser diferente. Lo es. «Cada maestro tiene su librito» ha repetido infinidad de veces el vocero de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena.

Por ello, no se sorprendan si un domingo u otro día cualquiera llega a su barrio de forma inesperada, pero añorada, Danilo Medina, empeñado en agotar todos los recursos para resolver los problemas de quienes menos tienen.

 

 

 

7ago/amodom
 dominicanoshoy.com
Facebook Comments