20.000 delegados y delegadas de CCOO llenan el Palacio de Vistalegre de Madrid

Cerca de 20.000 delegados y delegadas del sindicato llegados de todas las provincias de España a Madrid asistieron el pasado sábado al acto sindical organizado por la dirección confederal de CCOO que llenó la Plaza de Toros de Vistalegre, en un acto masivo e innovador, y en el que el sindicato informó sobre las iniciativas que va a llevar a cabo en este nuevo ciclo político y económico, que incluyen entre otras, la propuesta de «un gran pacto por el empleo» para frenar el grave problema del desempleo.

MADRID.– A las 11 de la mañana y en un ambiente festivo y reivindicativo, los delegados y delegadas de CCOO, muchos de ellos elegidos en las recientes elecciones sindicales, que llenaban el recinto recibieron entre aplausos a Esperanza Elipe que ha sido la encargada de conducir el acto.

Tras un vídeo inaugural en el que se daba la bienvenida a todas las organizaciones tomó la palabra Héctor Adsuar, delegado de la Federación de Enseñanza de Madrid y Vanesa del Río, delegada de Hostelería del País Valencià, que explicó su trabajo, los problemas que encuentran y por qué forman parte de este sindicato.

A continuación, el cantante, actor y showman, Guillermo Rayo, acompañado de su grupo «Los Javieres» interpretó varias canciones derrochando energía y vitalidad, con simpatía y talento, con sonidos que oscilan entre el rock, la rumba, el merengue o el funk. Guillermo, que explicó su música como un terreno abierto a la imaginación, nos ha sorprendido con letras provocadoras y frescas, llenas de humor absurdo, que sirven para hablar de forma ligera de cosas que no lo son. Finalmente se ha dirigido a los delegados y delegadas para mostrar su solidaridad con la lucha sindical y sus reivindicaciones.

Tras esta actuación, intervinieron José Antonio Oliva, presidente del comité de empresa de Navantia y delegado de la Federación de Industria de Andalucía, y Reina Calva, delegada de Agroalimentaria de Murcia e inmigrante, que explicaron sus demandas reivindicativas, su compromiso con el sindicato y la importancia de pertenecer a él.

Por su parte, la secretaria de Juventud del País Valencià, Laura Auñón, presentó la campaña «La resignación no es una opción: lucha», que lleva a cabo la Secretaría de Juventud de CCOO y que pone de manifiesto que los jóvenes no se resignan y están dispuestos a luchar, conservar sus derechos y mejorar el empleo.

Laura Auñón explicó ante los asistentes al acto que esta campaña pretende movilizar a este colectivo ya que es la principal víctima de la crisis. Alrededor del 80% de los puestos de trabajo destruidos en los últimos tres años por la crisis económica estaban ocupados por jóvenes, lo que ha elevado la tasa de paro juvenil al 41,6%, más del doble de la media de la UE, del 20%.

Además, los jóvenes trabajadores menores de 20 años tienen un salario que equivale al 50% del salario medio, y la tasa de temporalidad llega al 50% por lo que CCOO exige que se retiren las últimas reformas del Gobierno ya que precarizarán aún más la situación de los jóvenes.

Su intervención concluyó con un vídeo que los jóvenes prepararon para esta campaña.

Seguidamente, Luis Eduardo Aute, cantó una de las canciones de su último trabajo «Intemperie», que integra carga crítica y desesperanza, pero depositando un rayo de esperanza en la persona como individualidad y en el sentimiento como bálsamo. Tras esta canción, nos ofreció dos de sus emblemáticas canciones «La belleza» y «Al alba», ésta última, que fue coreada por todos los delegados y delegadas, puso en pie a los asistentes y terminó con un prolongado aplauso. Por último, Esperanza Elipe presentó a Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, que clausuró el acto asegurando que «CCOO tiene un contrato formal con los trabajadores y trabajadoras de este país para defender sus derechos», «somos la primera referencia y somos el primer sindicato de España». Este acto puso de manifiesto que el sindicato exige una salida de la crisis que afronte los problemas económicos y de empleo desde la negociación, el diálogo y el acuerdo, porque entiende que hay otras políticas posibles que no pasan por ajustes y recortes de derechos y protección social.

Por ello, ahora más que nunca, CCOO cree necesario un gran pacto político y social por el empleo, que incluya un pacto de rentas, una reforma fiscal, y sobretodo, un control de los precios en servicios básicos como la luz, el gas, el transporte y en los alimentos de primera necesidad con lo que se cumpliría el doble objetivo de mejorar la competitividad de los bienes y servicios y de proteger las capacidad adquisitiva de las rentas de los ciudadanos.

Facebook Comments