A propósito del 8 de marzo…

A propósito del 8 de marzo…

Por KATIUSKA SUAREZ DE VARELA

A propósito de celebrarse el próximo domingo 8 de marzo el día internacional de la mujer, me encantaría compartir estas líneas donde reflexiono desde mi postura de mujer, de una mujer feliz y orgullosa de serlo…

Quizás al iniciar la lectura de este articulo estés esperando líneas que defiendan los derechos de la mujer, o que acusen a los hombres de abuso de género…No, no se trata de esto; por el contrario. Me gustaría más bien, invitar al respeto mutuo. Al respeto de ambos géneros. Llamar tanto a hombres como mujeres a comprender que somos seres distintos, que se atraen y se complementan. Sí; distintos…

En el momento que estamos claros de que somos diferentes, que físicamente tenemos muchas diferencias, y que nuestros cerebros funcionan de forma distinta, entendemos pues, la razón del porqué nos comportamos y tenemos intereses distintos. Entonces pienso seria más fácil respetarnos y convivir de manera más equilibrada y respetuosa en todos los ámbitos del diario vivir.

Sí, es cierto que las mujeres somos tan talentosas en el área laboral y profesional como los hombres, es cierto que podemos ocupar, y lo hacemos, lugares importantes en el mundo profesional y político. Es cierto que tenemos muchas capacidades para cooperar y aportar mucho en nuestra sociedad; es cierto que no somos un adorno o seres débiles; pero no es menos cierto que para lograr esto no tenemos que dejar de ser mujeres.

Las Mujeres somos seres emotivos, movidas por nuestras emociones, somos seres conciliadores, proactivas, somos madres, somos amigas, somos esposas. Somos hermosas, sí, hermosas, y no tiene nada de malo el serlo… Nuestros cuerpos son bellos, somos seres sublimes, sensibles. En cambio, los hombres son movidos por la razón, no por sus emociones.

Los hombres histórica y genéticamente son seres proveedores y protectores. En ocasiones las mujeres somos muy autosuficiente y sin querer entramos en competencia con los hombres, invadiendo su territorio, entrando en sus roles, que traen como un chip en su cerebro y los anulamos.

La naturaleza, en su perfección y grandeza hizo hombres y mujeres, dos géneros, no uno sólo.

Por qué tengo la impresión de que a veces quisiéramos parecer hombres?

No tenemos que competir ni ocupar el lugar y los roles de los hombres.

Quizás, y creo no equivocarme, la mayoría de las dificultades en una relación de pareja vienen a partir del momento donde uno de los miembros, ya sea el hombre o la mujer quiere competir y asumir los roles del otro. En la mayoría de los casos, tristemente, somos las mujeres las que iniciamos esta competencia.

Mujeres, seamos felices con ser mujer; canta, ríe, llora, enamórate, equivócate, se emotiva, educada, déjate querer, mimar, proteger de tu pareja. Si eres madre, disfruta tus desvelos en esas noches que tus hijos despiertan, están enfermos o no han llegado a casa. Disfruta alimentar a tu familia, disfruta cuidar tu casa para ellos, sin caer ni permitir por supuesto el abuso.

Con amor puedes lograr formar un gran equipo entre tu pareja y tus hijos al punto de que todos puedan colaborar en un ambiente familiar adecuado y sano.

Quizás, si invertimos mas energías todos, hombres y mujeres, en asumir alegremente nuestros roles en la sociedad, y le damos el espacio de SER un individuo al otro, en la plenitud de su ser individuo, el nivel de competencia entre géneros deje de ser un problema en nuestra sociedad.

Como ya mencioné, esto es en ambas direcciones. El abuso existe a todos los niveles y géneros.

Mujer, ámate, valórate, empodérate, pero no olvides que no tienes que dejar de ser mujer para hacerlo. Por el contrario, desde todos esos atributos femeninos que poseemos, como la dulzura, delicadeza y comprensión, aprendamos a coexistir con los hombres, respetando los espacios y diferencias.

Mujer hija, mujer esposa, mujer madre, mujer empleada, mujer empresaria, mujer profesional, mujer ama de casa…que todos los días sean nuestros días realizando todas las hermosas labores y roles que tenemos en nuestra sociedad la cual sin nosotras definitivamente no podría funcionar. Feliz día mujeres!!!

Facebook Comments