Aconsejen a El Torito

Aconsejen a El Torito

 

descargaPor JOSE C. NOVAS

Cuando leí la noticia con el anuncio de que el cantante dominicano conocido como «El Torito» planea retirarse de los escenarios para lanzarse al ruedo político, lo primero que me vino a la mente fue: comete gran error.

Me dije a mi mismo, alguien entre sus familiares, sus amigos más íntimos y la gente que verdaderamente le quiere, debe aconsejarlo para que se aparte de semejante aventura.

No es que El Torito no tenga derecho a participar en política, ni aspirar a posiciones electivas, lo que digo, es basado en la experiencia en tal sentido. Que  es desalentadora, que esa tendencia ha sido amarga en las pasadas décadas, porque otros artistas se han confundido. Una cosa es la popularidad en la farándula y otra es prestar la imagen ganada en los escenarios para penetrar al lodazal de la política y salir limpio de ella.

El Torito como intérprete es admirado en muchas partes del mundo, sus canciones se escuchan en casi todos los paísesde habla castellana. El artista tiene asegurado su futuro como cantante y económico, me parece que no necesita destruir su popularidad a cambio de un cargo político, porque una vez caiga dentro de esa selva se dará cuenta que el puesto no le va a permitir hacer lo que quizás sean sus buenas intenciones para su pueblo. Ejercer un puesto político es como armar un rompecabezas de miles de piezas, eso debe saberlo de antemano El Torito.

En lo personal no conozco al artista, nunca he conversado con él, pero me tomo la libertad de invitarlo a mirarse en el espejo de Johnny Ventura, Roberto Salcedo, Manuel Jiménez y Sergio Vargas, quienes seducidos por la popularidad hicieron todo tipo de promesas, juraron hacer transformaciones y pasaron a ocupar puestos públicos.

Una evaluación sensata demostraría que ninguno los nombres mencionados dejó un legado en obras por las cuales seránrecordados en el futuro, el servicio prestado por esos artistas-políticos, mas bien ha sido un mar frustraciones.

Que alguien aconseje al Torito. La función de un Senador es legislar a favor del país entero, yo por mi parte le digo que si en verdad él quiere dejar un legado diferente a su labor artística y beneficiar su pueblo, lo aconsejable es crear unafundación a su nombre o una institución benéfica y la dedique a obras de bien común para la provincia que dice que tanto ama y le preocupa.

Facebook Comments