Ahora que se esta en el VIII Congreso

la foto (20)BERNARDO SILFA BOR
Dominicano residente en España

Los partidos políticos en la República Dominicana están llamados a mirar hacia sí mismos en procurada de resolver  sus diferencias y afianzar una dirigencia capaz, honrada, honesta y preparada para enfrentar los desafíos futurista que trae consigo la existencia. 

En el análisis que se le ha de hacer a los principales partidos políticos de la República Dominicana nos encontramos con la siguiente situación: A raíz de la muerte del Dr. Joaquín Balaguer El Partido Reformista Social Cristiano se entabló en una lucha sin cuartel, que terminó por deteriorar a esa organización. Lo mismo ha pasado con el Partido Revolucionario Dominicano. Muerto su líder, el Dr. José Francisco Peña Gómez,  pareciera  que  el tiempo sólo lo unifica para que el Ing. Hipólito Mejía alcanzara la presidencia de la república como un latigazo sorpresa del  azar y Miguel Vargas Maldonado se convierta en su despiadado inquisidor.

El partido que esta el poder  gana, con Leonel Fernández, las elecciones del 2004 y hasta la fecha dirige el gobierno en la Republica Dominicana con Danilo Medina a la cabeza. Pero este poder  siempre ha sido logrado en coalición con otras fuerzas políticas, que han visto en el Partido de la Liberación Dominicana una forma de ellos mantenerse y desde allí maniobrar en pos de sus intereses.

Este partido, fundado por el Prof. Juan Bosch,  en cada uno de los procesos ha ido observando un debilitamiento, una desestructuración organizada y una  desnaturalización de su esencia. Pero frente a sus adversarios mantiene una apariencia de fortaleza.

El Partido de la Liberación Dominicana, como partido, ha perdido vitalidad y eso lo confirman las dos últimas elecciones. Y este hecho debe llamar la atención de sus máximos dirigentes, más cuando este fenómeno se da  estando en el poder. Este dato observa al PLD frente al PRD en el país y sus respectivas seccionales en  las circunscripciones del exterior.

¿Qué falla en el PLD? ¿Qué es lo que hay que corregir en el PLD para obtener  resultados favorables?   ¿Por qué si el Partido Reformista es prácticamente inexistente y en el Partido Blanco hay relaciones irreconciliables entre su alta dirigencia, por qué, reitero, el Partido Morado no gana elecciones solo, sin acompañantes? Estas preguntas, y otras tantas, me la vivo haciendo a cada instante.

A cada segundo de mi  existencia me atormentan las más elementales interrogantes,  ahora que en el PLD se intenta revisar  toda la estructura partidaria.

Y como no era de esperar las Seccionales, que juegan un papel de primer orden en el Partido de la Liberación Dominicana, como parte del organigrama de esta organización, también, serán intervenidas quirúrgicamente.

En ese sentido, quiero referirme al caso particular de la Seccional de Europa, por ser esta la que circunscribe la región en donde resido.

La Seccional Europea, en estos momentos en que el PLD se encuentra sumergido en el VIII Congreso Comandante Norge Botello, debería de ser desarticulada.  Desarticulada porque no  ha cumplido su misión de ser regentora de las políticas de Bien Común, de las políticas de solidaridad y de las políticas que hacen ganar elecciones. Muy por el contrario,  sus dirigentes han aplicado unas políticas de Bien Personal  en contra de ese pueblo dominicano  y peledeísta que se encuentra diseminado por toda Europa.

Pero, si por el contrario, si el Partido de la Liberación Dominicana y los miembros de esta  organización  política en Europa siente la  imperiosa necesidad de mantener,  como parte esencial de la instancia partidaria, esta Seccional,  ha de hacerlo cambiando toda su dirigencia, y colocando en su lugar a los hombres  y a las mujeres con sensibilidades sociales,  con capacidades políticas extraordinarias y con ese sentimiento de  amor y admiración al Partido y al líder imperecedero que es D. Juan.

El PLD debe colocar en la cúpula europea a sus verdaderos hombres y mujeres.  Aquellos  que le duela el dolor de los dominicanos que residen en cualquiera de los puntos de Europa.  El PLD debe aprovechar este VIII Congreso para que los hombres y las mujeres que le duela el color morado, la estrella de cinco puntas, ese por qué  histórico de su fundación, vayan a los puestos dirigenciales. En fin, es  hora ya de que los hombres y las mujeres que sientan el dolor que le duele al Partido de la Liberación Dominicana empiecen a gobernar  en esta organización.

En este VIII Congreso Comandante Norge Botello, el PLD de Europa, tiene que salir reforzado, engrasado, nuevo, con dirigentes que sean verdaderos   estrategas políticos; no mercaderes de la política. En este proceso congresual deben ir a los puestos dirigenciales gentes jóvenes, con capacidad y con sensibilidad.  Gentes comprometidas a ¨Servir al Partido para Servir al Pueblo¨.

Otra, de las tantas, pregunta que siempre me hago es la siguiente: ¿cómo es posible que un partido con una gama alta de dirigentes por toda  Europa este dirigido y aspiren dirigirlo siempre el mismo grupo? Ese mismo grupo que ha dirigido la campaña y que hablan de éxito sin revisar e ir con la cabeza fría a los números de los últimos procesos, en los cuales se ha pasado de un 80% en la primera elección presidencial, en donde voto Europa, a un casi  41% en el último proceso electoral.

Creo que si el PLD quiere ganar elecciones en el futuro como partido, ahora es cuando debe hacer los deberes. Ahora es cuando se debe escoger esa dirigencia verdaderamente comprometida con el Partido de la Liberación Dominicana. Ahora es cuando se debe escoger el partido que quieren los peledeístas. Ahora es que hay que hacer con el partido lo que nunca se ha hecho.

Creo que ahora es cuando el Partido de la Liberación Dominicana y su Seccional Europea debe mirar hacia su propia latitud en busca de la auténtica dirigencia. Ahora es cuando el partido debe hacer valer la descentralización.  El Partido de la Liberación Dominicana y la Seccional de Europa deben entender que sus verdaderos dirigentes esperan por la organización.

El Partido de la Liberación Dominicana y la Seccional de Europa merecen dignos representantes en todos sus órganos de dirección.  Creo que los hombres y mujeres que he venido radiografiando en todo el trayecto de este trabajo se encuentran, en el mismo,  seno del PLD. Aquí están esos dirigentes, los que garantizarán la permanencia del partido en la sociedad dominicana. Aquí están, los hombres y mujeres,  que  en el PLD cambiarán las cosas.

Facebook Comments