Aparatoso accidente sega la vida a dominicano en Sevilla

Rotonda de la Avenida de Juan Pablo II, junto a Tablada, donde se produjo el accidente

Fallecieron en un accidente de tráfico el dominicano Ángel Antonio M.J., de 25 años, era DJ y su novia la sevillana Rosa R. C., de 21 años, trabajaba en un bar de copas.
Detenido conductor imprudente que circulaba ebrio y a gran velocidad.
La Policía cree que, además, se saltó varios semáforos antes del accidente

Sevilla, España. El accidente se produjo alrededor de las 5,40 horas de la madrugada del domingo, cuando el Peugeot 206 que conducía Ángel Antonio M. J. y en el que viajaba de copiloto su novia, Rosa María R. C., circulaba por la calle Alfonso de Orleans y Borbón y se disponían a entrar en la rotonda de Tablada en dirección a la calle Costillares de la Feria. Al parecer, el joven Javier S. R., conducía a gran velocidad un Volskswagen Polo por la Avenida Juan Pablo II en dirección al puente de las Delicias cuando presuntamente se saltó en rojo el semáforo que hay antes de la rotonda, embistiendo al Peugeot 206.

Como consecuencia del impacto, los ocupantes del Peugeot murieron en el acto, mientras que el presunto causante del accidente resultó ileso. Los coches siniestrados quedaron hechos un amasijo de hierros, por lo que los Bomberos tuvieron que excarcelar los cuerpos. La Avenida de Juan Pablo II tuvo que ser cortada al tráfico en una de sus vías desde las 6,10 de la madrugada hasta las 9,30 de la mañana, cuando se restableció la circulación rodada.

Cuando la Policía Local intentó hacer la prueba de alcoholemia al conductor que provocó el accidente éste se desmayó, por lo que fue trasladado al Hospital Virgen del Rocío, donde se le extrajo sangre, que fue enviada al Instituto de Toxicología, dando positivo con una tasa casi cuatro veces superior a la permitida, que es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Las víctimas volvían de trabajar

El dominicano Ángel Antonio M. J., de 25 años, estuvo el domingo trabajando como DJ en una discoteca de Los Remedios hasta la madrugada. Después fue a recoger en su coche a su novia, Rosa María R. C., de 21 años, que trabajaba en un pub de la calle García Morato, según contaron algunos de sus amigos. Entonces subieron a su coche para volver a la casa que compartían en Los Remedios, según relataron otros testimonios. Fue en la rotonda de intersección de la Avenida Juan Pablo II con la calle Alfonso de Orleáns y Borbón donde el destino hizo que nunca llegaran a su domicilio, que quedaba a escasos metros del lugar del accidente.
Por su parte, Javier S. R,. de 25 años, reconoció que había estado tomando varias copas antes del accidente, lo que le impedía incluso coordinar el habla, según fuentes consultadas por ABC. A las 5,50 horas de la madrugada, en lugar de volver a su domicilio de Coria del Río, Javier S. R. decidió continuar de marcha yendo a tomar una última copa a la discoteca Goa, situada en la Avenida de García Morato.
Cuando en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla se le comunicó las razones de su detención, Javier S. R. supo que dos jóvenes habían fallecido a consecuencia del accidente en el que él está involucrado. Ya con la consciencia recuperada, el joven coriano se derrumbó física y anímicamente.

Facebook Comments