Arrestan dominicanos por jugar gallos en Nueva York

Arrestan dominicanos por jugar gallos en Nueva York

pelea-de-gallos_485x273La mayoría de los detenidos pertenecen a otras nacionalidades.

Nueva York, 11 de febrero 2014.– Por lo que es tradición, cultura, costumbre, entretenimiento y juego legal en la República Dominicana e incontables países del mundo, decenas de personas hispana, entre ellas muchos dominicanos, fueron arrestados ayer domingo en Brooklyn, Queens y Plattekill- Ulster (Upstate) del estado de Nueva York durante la operación ¨Gallos Bravos¨ y miles de estas aves de pelea fueron rescatadas por las autoridades.

Los arrestos (70 personas) y rescates (cerca de 3 mil gallos) se produjeron tras nueve meses de investigaciones dirigidas por la Asociación Americana para la Prevención contra la Crueldad a los Animales (ASPCA) junto a la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General (OCTF) y se considera la operación más grande de este género en toda la historia del estado.

Las peleas de gallos se originaron en el sudestede Asia hace más de 3,100 añosy se considera como un deporte en diferentes países, pero en Estados Unidos es considerado un delito mayor, porque es una práctica cruel, abusiva y bárbara que tortura a los animales, pone en peligro la salud y seguridad del público, expresó el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman.

Dominicanos residentes en la Gran Manzana comentaban que por ser un juego legal en dominicana y muchas naciones, que hasta los presidentes práctican, esas gentes no deberían ser sometidas a la justicia, aunque se mostraron de acuerdo que le incauten las aves.

Los gallos estaban en malas condiciones y eran mantenidos en jaulas de metal para exhibirlos con las marcas de haber sido criados, entrenados y equipados para las peleas y los dueños cobraban la renta para la crianza y mantenimiento para los aficionados de la urbe, Long Island, Nueva Jersey, Pensilvania, Connecticut y Massachusetts, dijeron las autoridades.

En las galleras, cobraban la entrada, vendían alcohol sin tener licencia, tenían guardias de seguridad, cámaras de vigilancia, un referí y los espectadores apostaban hasta 10 mil dólares. Los culpables pueden ser sentenciados hasta cuatro años de cárcel y multas de 25 mil dólares y los que asisten (delito menor) pueden recibir un año de cárcel y mil dólares de multas.

Las aves están siendo alojados en refugios temporales establecidos por la ASPCA . Los neoyorquinos pueden denunciar el maltrato animal para Iniciativa de Protección Animal llamando al 1-866-697-3444.  

Facebook Comments