Asesinato y ataques a periodistas ensombrecen periodismo dominicano

Asesinato y ataques a periodistas ensombrecen periodismo dominicano

Santo Domingo.– El asesinato de un periodista por parte de una banda de sicarios, el ataque a tiros de una reportera de televisión y las amenazas de muerte proferidas contra tres comunicadores sociales han ensombrecido el ejercicio del periodismo en la República Dominicana en el último semestre del 2015.

Al detallar los casos en una jornada de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), celebrada en Carolina del Norte, Estados Unidos, Miguel Franjul, vicepresidente de la Comisión de Libertad de prensa de la entidad, dijo que el periodista Blas Olivo, de larga trayectoria en los medios de comunicación, servía como portavoz de una junta agroempresarial privada al momento de ser asesinado de varios balazos el 13 de abril y que siete individuos acusados de pertenecer a una banda de sicarios del narcotráfico fueron enviados a prisión por un año. Los siete negaron que hubiesen participado en ese crimen.

No obstante la decisión judicial, persiste en el país una generalizada duda sobre la culpabilidad de los apresados debido a que en el proceso de investigación abierto por la Policía Nacional fueron eliminados dos supuestos líderes de la banda, uno en un tiroteo callejero y otro en una cárcel de seguridad donde cumplía condena de 30 años.
Tanto los familiares de Olivo como distintos sectores afirmaron que la eliminación de los dos supuestos líderes de la banda tuvo la intención de borrar las huellas que podrían conducir a los verdaderos asesinos. Por otro lado, delincuentes penetraron a finales de mayo a la residencia del periodista Marino Zapete, comentarista de televisión para sustraerle su laptop. Uno de los presuntos participantes murió en un tiroteo con la Policía.

 

 

HOY DIGITAL

Facebook Comments