Aumenta la fiebre del ámbar en Dominicana

Aumenta la fiebre del ámbar en Dominicana

yellow_amber4

por 
elnacional.com.do

EL VALLE. Hato Mayor.– El hallazgo de varias piedras preciosas de ámbar, valoradas en más de 50 millones de pesos, ha desatado una masiva migración desde distintas zonas del país hacia este municipio de 7,966 habitantes, ubicado a once kilómetros de la costeña ciudad de Sabana de la Mar. Las autoridades de la región estiman que alrededor de cuatro mil personas, acampadas en un área de ocho kilómetros cuadrados, excavan día y noche extrayendo tierra, en busca del ámbar.

La búsqueda frenética del ámbar ha sido tan grande, que muchos la comparan con la fiebre del oro que se desató en San Francisco, California en 1848 la cual duró siete años hasta 1855. Sembradíos de carpas azules, se observan a lo largo de las secciones de San Rafael, Rincón Fogón, Arenita y El Valle Ciudad, donde han sido halladas las mayores concentraciones de ámbar.

En la búsqueda participan moradores de los barrios El Sano, Bella Vista, La Otra Banda, Capotillo, Callejón Sur, Barrio Lindo, Buenos Aires, Catanga, La Humildad y El Liceo.

Cuándo comenzó

La búsqueda de ámbar siempre ha sido una actividad informal en Puerto Plata. en la zona Norte y en menor intensidad en esta región ubicada entre Sabana de la Mar, al Norte; Hato Mayor, al Sur; El Seybo, al Este; y Monte Plata, al Oeste.

La fiebre por el ámbar se intensificó en el año 2012 cuando centenares de personas se instalaron en distintas comunidades de esta región por encargo de ciudadanos chinos y de la ciudad de Santiago que llegaron a pagar piezas de ámbar en hasta 70 mil pesos.

En febrero de este año la búsqueda aumentó cuando obreros contratados por empresarios de Santiago hallaron en El Cabao, a seis kilómetros al Sur de esta ciudad, una piedra de 160 onzas, considerada una de las más grandes localizadas en el país.

El fiscal de Hato Mayor, licenciado Manuel Emilio Santana Montero confirmó a los periodistas en esa ocasión el hallazgo de la piedra preciosa, pero se reservó otros detalles por razones de seguridad.

La piedra fue trasladada a Santiago bajo estrictas medidas de seguridad y custodiada por agentes de la Policía Nacional.

La fiebre del ámbar subió a los 40 grados cuatro meses después, en junio, cuando varios hermanos hallaron cuatro piedras de ámbar azuladas, fosilizadas, por las cuales recibieron una alta suma de dinero.

A partir de ese momento los comercios de la región han vendido toda su existencia de botas de goma, carpas azules, plantas eléctricas de emergencia, soga, cubos de gran tamaño, palas, picos, carretillas y otros utensilios usados en la minería rústica.

Quiénes buscan

En la búsqueda de la piedra de ámbar, participan simples obreros agrícolas, motoconchistas, choferes de vehículos pesados, empleados privados, desempleados y una gran cantidad de “busca vida” que se ganan la comida haciendo cualquier cosa.

Richard Rodríguez, de 21 años, vendedor de medicinas, renunció a su trabajo en una empresa privada, para dedicarse a bucear en las minas de ámbar, tratando de recibir “un golpe de suerte” y cambiar el modo de vida de su mujer y sus dos niños.

“Aquí yo espero tener suerte y cambiar mi vida, la de mis hijos y de mi mujer”, dijo el joven.

Muchos de los buscadores son contratados por empresarios de Santiago que se han radicado en esta zona donde han hecho cuantiosas inversiones en asuntos relacionados con el arrendamiento y compra de terrenos donde se estima hay piedras preciosas.

También hay decenas de obreros contratados por empresarios chinos, que también se han radicado en esta zona, donde en vez de vender pica pollos, chofán y chosuy, financian negocios de joyería, instalan talleres para selección de las piedras, talle, pulido y engarce.

El principal empresario chino del ámbar es Joel Wu, quien es el gerente general de La Casa del ámbar, donde compran y venden todo tipo de piedras preciosas.

El Valle

La comunidad de El Valle fue fundada en 1800 hace 214 años, durante la época de la Colonia, a tres kilómetros de su actual ubicación, y sus habitantes se dedicaban en su mayoría a la crianza de ganado y al cultivo de distintos productos agrícolas.

El 26 de mayo de 1939 el Congreso Nacional mediante la ley 1111 designó la sección de El Valle, como Villa Trujillo, en honor al tirano Rafael Leonidas Trujillo Molina, quien llevaba nueve años en el poder.

El 23 de septiembre de 1960 Villa Trujillo fue elevada a la categoría de distrito municipal, mediante la ley 5457, y quedó integrado integrado por las secciones San Rafael, Arenita, y Rincón Fogón.

El 25 de diciembre de 1961, ya muerto el tirano la comunidad recuperó el nombre de El Valle mediante la ley 5678. El primero de enero fue elevado a la categoría de municipio y en 1984, dos años después, pasó a ser un municipio de la recién creada provincia de Hato Mayor, en lugar de El Seibo.

En este hermoso municipio existen 30 mil tareas sembradas de palma africana, cacao, y cítricos y otros frutos menores.

Según el Censo Nacional de Población y Vivienda del 2002, en El Valle habitan 7,966 personas, 4,231 hombres, 3,735 son mujeres, de las cuales 5,546 viven en la zona urbana, para un 69.62 por ciento.

Pese a ser una comunidad pobre y alejada de los grandes centros poblacionales, en este municipio hay 18 escuelas de nivel básico, 2 de nivel medio y 2 colegios privados.

Tragedia

El ámbar no solo ha traído alegría, sino también trágedias como la muerte de Juan Pablo Estévez, un joven de 27 años, que vivía en la calle Primera número 53, en Los Hatillo, de Hato Mayor, hallado muerto en avanzado estado de descomposición el 27 de junio de este año en una mina clandestina.

Otros cuatro buscadores que acompañaban a Estévez no pudieron ofrecer una versión de lo ocurrido, debido a lo cual la Policía abrió una investigación.

República Dominicana cuarto productor ámbar

Aunque muchos dominicanos lo ignoran, República Dominicana figura entre las cuatro regiones más productoras de ámbar del Mundo, no sólo por la gran cantidad de piedras preciosas halladas, sino, también por la diversa cantidad de colores y contenidos.   Entendidos en la materia sostienen que la cordillera Septentrional es el área donde han sido halladas la mayor cantidad de piedras de ámbar.

En las minas dominicanas de Llanigua, Municipio de Sabana de la Mar, el 26 de mayo de 1979, Juan De la Rosa encontró la piedra de ámbar más grande del Mundo, hasta ese momento quien la vendió a un corredor haitiano. La piedra fue adquirida por una joyería, donde se encuentra hasta la fecha. Pesó 8 kilogramos superando la que se conocía como la más grande en el Museo Imperial de Berlín con un peso de 6.36 kilogramos.

República Dominicana es uno de los pocos países en el mundo que cuenta con la existencia de ámbar auténtico, siendo la ciudad de Puerto Plata la mayor poseedora de esta exótica piedra.

El ámbar dominicano posee una gran variedad de presentaciones en cuanto a colores, tamaños y formas, entre los que se destaca el amarillento y el marrón que son los más comunes, el verde y azul.

El ámbar dominicano contiene los tres “tesoros” raros, que son escorpiones, lagartos y ranas. Probablemente sólo existan de 30 a 40 escorpiones, de 10 a 20 lagartos y de 8 a 9 ranas a nivel mundial. Una pieza de ámbar dominicano encontrada en 1997 fue valorada en más de 50 mil dólares contenía una rana pequeña, preservada de manera magnífica.

La frecuencia de aparición de insectos en ámbar dominicano es 10 veces más alta que en el ámbar báltico y es también un 90 por ciento más transparente.

Aunque hay muchos lugares donde se ha encontrado ámbar, este se encuentra en grandes cantidades en sólo veinte depósitos alrededor del mundo y principalmente en la Europa Oriental (Báltico), México, la República Dominicana, y Cantabria (España).

EL DATO 

El Valle
Fundada en el 1800, hace 214 años.
Ubicación
11 kilómetros de Sabana de La Mar.
Población
7, 966 habitantes.

LA FRASE

“Yo era vendedor de medicamentos y lo dejé para buscar piedras de ámbar”
Richard Rodríguez
buscador de ámbar

Facebook Comments