Big Mac para medir la austeridad en Europa

Unión Europea.- Un estudio demostró que el precio de la hamburguesa sirve para comprobar en qué países de la Zona Euro funcionan las reformas económicas y en cuáles no

 Olvide las estadísticas de empleo y producción industrial. Un estudio de la consultoría Bruegel señala que el precio de un Big Mac funciona para medir la austeridad en Europa. Guntram Wolff, economista de la firma, analizó los precios de la hamburguesa de McDonald’s en la Eurozona entre julio de 2011 y enero de 2013. Halló evidencias de que los países en problemas, como Irlanda, habían apretado su cinturón, mientras que otros no.

The Economist ha usado durante décadas el precio del Big Mac como una forma parcialmente informal de juzgar las valoraciones globales de las monedas. Lo esencial es que la elaboración de la hamburguesa cuesta lo mismo, pero por ella se cobra diferente alrededor del mundo.

Wolff tomó los datos y encontró que el aumento de precio en Grecia, Portugal y España había sido menor que en la media de la Zona Euro, mientras que en Irlanda bajó de € 3,80 a € 3,50. Esos son los principales países que pasan por profundas reformas debido a la crisis de deuda.

Esto contrasta con un alza de precio del Big Mac en Alemania, por encima de la media de los países del bloque europeo.

El economista concluyó, a partir de eso, que los ajustes económicos están funcionando en las naciones más afectadas. Sin embargo, existe una excepción notable. De la Eurozona, la endeudada Italia es el país donde más caro sale comprar un Big Mac: € 3,85. En Alemania, la misma hamburguesa cuesta sólo € 3,64.

Fuente: Reuters
Facebook Comments