Bolivia facilitará la inserción de los inmigrantes que regresan desde España

1373928155_0

  • Más de 4.000 bolivianos que residían en España han regresado al país sudamericano desde 2008, según los datos de ese gobierno. El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ha dicho que podrán ayudar al desarrollo de su país, porque han crecido «como personas y profesionalmente».

Es una de las partes positivas de la emigración. La persona que abandona su país en busca de un trabajo y una mejora personal, regresa añadiendo un valor añadido a la economía de su país. El vicepresidente boliviano ha dicho que aunque «no les ofrecemos las mismas condiciones ni los mismos ingresos, si tienen un lugar digno donde pueden encontrar estabilidad». Para García Linera Bolivia ha vivido una evolución económica, política y social desde la llegada al poder de Evo Morales em 2006. Pero el país sudamericano todavía sigue siendo de emigrantes. Ahora los nuevos destinos son Argentina, Brasil, España, Estados Unidos e Italia.

El gobierno andino tiene previsto que la comisión especial, creada en septiembre, presentará su plan para facilitar el retorno de los emigrantes. La comisión ha recogido varias iniciativas similares realizadas en países vecinos como Perú y Ecuador, que han preparado un programa de retorno de emigrantes. Según el gobierno boliviano, la dinámica económica actual, que pasa por los problemas de Europa y España y las nuevas posibilidades que ofrece su país, ha hecho que muchos ciudadanos opten por regresar con sus familias.

García Linera ha dado algunos datos sobre la mejora de las condiciones de la economía boliviana, con una tasa de crecimiento que ha pasado de un 3 por ciento anual al 6,5, y el PIB ha pasado de 8.000 millones de dólares en 2005 a 33.000 millones en 2012, lo que ha permitido que la renta per cápita también haya subido de los 800 dólares anuales a casi 3.000 en la actualidad.

En un desayuno organizado por el Foro Nueva Economía, Álvaro García Linera, también ha dicho que su país ha pedido «un poco de paciencia» a las empresas españolas nacionalizadas en los últimos años y se ha comprometido a compensarles «con un resarcimiento justo». Este jueves el ministro de exteriores español, José Manuel García-Margallo, le pidió al político boliviano seguridad jurídica para las empresas, teniendo en cuenta que España es el primer inversor de Bolivia y el segundo donante en ayuda oficial al desarrollo.

 

14dic/amodom

euroxpress.es

Facebook Comments