Venezolano Cabrera: ¡El Rey de la triple corona!

Miguel Cabrera se convirtió anoche en el primer jugador en 45 años que completa la triple corona de bateo en las Grandes Ligas, uniéndose a una lista de nombres legendarios como Mickey Mantle, Ted Williams y Lou Gehrig.

El hito del venezolano no fue oficial hasta que los Yanquis sacaron a Curtis Granderson por un bateador emergente en su juego contra los Medias Rojas de Boston. Granderson pegó dos jonrones para llegar a 43 en la campaña, igualado con Josh Hamilton de Texas y a uno de Cabrera.

“Es una sensación indescriptible”, dijo Cabrera, desbordado por la emoción. Cabrera se fue de 2-0 con los Tigres de Detroit ante los Reales antes de salir vitoreado de pie por los aficionados en la cuarta entrada. Detroit ganó 1-0.

El nativo de Maracay culminó la campaña con promedio de .330, cuatro puntos porcentuales por encima de Mike Trout, de los Angelinos de Los Ángeles. Trout es su máximo rival por el premio al Jugador Más Valioso. Cabrera arrasó en carreras remolcadas al totalizar 139.

Carl Yastrzemski de Boston fue el último jugador en conseguir la triple corona, en 1967.

“Estoy contento de que él lo haya logrado al mismo tiempo que guió a su equipo al título de la división Central de la Liga Americana”, dijo Yastrzemski en una declaración escrita.

“Los últimos dos días fueron durísimos, ya que todo el mundo no paraba de hablar de ello”, dijo Cabrera. “Solo me enfoqué en lo mío. Salir a jugar y cumplir con mi deber. La parte más complicada es mantenerse concentrado. Me decía: ‘Si ganamos la división, lo demás va a salir bien”.

El comisionado Bud Selig ofreció también sus felicitaciones diciendo que la triple corona es “un logro increíble que le coloca entre una élite de pocos en la historia del béisbol”.

La muchedumbre en el Kauffman Stadium le recibió con una ovación antes de que cediese un out en elevado en el primer inning. Cabrera se ponchó en el cuarto, pero siguió en el partido, lo que permitió a Leyland sacarle con dos outs en la parte baja, en medio de otra ovación de los fanáticos, entre los cuales había varios agitando banderas de Venezuela.

Cabrera saludó a sus compañeros de equipo al ingresar a la banca, y seguidamente salió al descanso y reconoció los aplausos de la concurrencia.

Cuando el logro se hizo oficial, fue mostrado en la pizarra electrónica, ante más aplausos. “Yo diría sin duda alguna que él lo ha disfrutado. ¿Cómo podrías no disfrutarlo si eres un pelotero?”, dijo el piloto de los Tigres, Jim Leyland, antes del partido.

4 oct/amodom/ AP

Facebook Comments