Carta de amor para mi pueblo.

Carta de amor para mi pueblo.

48068e24-a79e-4b8f-9ce9-213e4eaaa68aLilian Nuñez

Dominicana radicada en España,empresaria y escritora.

 

En el pasado me viste partir, en busca de un presente  mejor,  con la esperanza de volver a mis raíces, a mi ciudad, a mi rincón.

Ayer tuve un sueño.,

– Pasar tanto tiempo fuera de casa me ha hecho reflexionar sobre las cosas importantes de la vida. Valorar  su esencia, sabores, colores y olores olvidados por la lejanía, por la necesidad de encontrar un lugar en el mundo donde pudiera caminar libre, sin miedos ni temores, donde las personas fueran personas, sólo por serlo y no por parecerlo. Donde poder expresar mis ideas y opiniones sin temor a reproches ó aislamientos,  donde poder cantar, llorar o reír…

– Cuando partí, no pensé que estuviera tan lejos y tan cerca de mí. Partí imaginando que pronto volvería a reír, a correr por esas calles ruidosas llenas de casas de colores hechas poesías, resguardándome  sobre su sombra  de la lluvia y del viento. Disfrutando del placer que produce el sonido del agua al caer, invadiendo y mojando todos sus rincones, esos por los que tantas veces pasé, y sobre todo por dónde encontré los primeros besos de mi niñez.

-Tú, futuro ingrato que nunca llegas-. Los años pasan y pasan, parece que el tiempo se detuvo ese mismo día en que partí, veo mi pueblo igual qué cuando me fui., Llorando y lamentándose  de tanto sufrir, anhelando  todo aquello cuanto le han privado…La educación, la salud, la libertad y dignidad de vivir y elegir.

-Tú, pueblo valiente-, tienes la suerte de que la naturaleza te premie con su sol saliente de cada día, además del privilegio de bañarte sobre las cálidas aguas del mar.- Tú, capaz de soportar y esperar con la mejor de las sonrisas.- ¡Di basta!- No dejes que te manipulen y sé fuerte.

-No te dejes influir por personas o personajes que se lucran vendiendo odio hacia a los demás… Son ellos los que nos empujan, los que nos hacen flaquear, tiñendo nuestras calles de rojo, llenándola de mendicidad, donde la violencia y la pobreza deben ya, hacernos reflexionar.

Levántate y aprende a escuchar, levántate y aprende a valorar.

-Pueblo mío-, tantas y tantas familias que te añoran, tantos hijos sin sus madres que sólo esperan a ese futuro, que cada vez se aleja más de nuestro presente. ¿Por qué te alejas tanto Futuro? ¿Por qué tanto dolor?

-Si unimos nuestras fuerzas, juntamos nuestras manos agarrándonos fuerte ante el abismo, podemos vencer, y ganar al miedo de conformarnos con nada, a luchar por lo que nos quitan, a luchar por el derecho de Ser, Estar y Vivir.

-Juntos podemos lograrlo, recuperar nuestra esencia mirando hacia ese futuro incierto que nunca llega para nosotros, por la desidia de unos y la avaricia de otros.

-No quiero seguir soñando, debo afrontar mi realidad, ya es hora de despertar y mirar, para poder reaccionar a tanta crueldad., esa que hace que día tras día miles de  personas deban abandonar su hogar.- ¡Oh  futuro incierto, déjame levantar! ya no quiero soñar más. Quiero que mis sueños se conviertan en realidad, en verdad, quiero volver a mi hogar.

-Quiero dejar de soñar y de añorar, tengo derecho a estar, y volver a mi hogar, todos esos que nos prometen que encontrarán el camino más corto para llegar, les ruego que conviertan nuestro Futuro en un tiempo más actual, que sea del presente del que podamos hablar, porque ya no me quedan fuerzas para esperar…devuélveme a mi hogar.

Se despide.,

La que también un día tuvo que emigrar.

 

 

 

Facebook Comments