Cataluña niega el arraigo inmigrantes por no dominar el catalán


Sayra, de Honduras, entiende el catalán y lo puede leer, pero no lo habla ni escribe. Por ello no ha pasado el ‘examen’ de la Generalidad.

«El castellano es también patrimonio de Cataluña, igual que el catalán», afirmó Artur Mas el pasado martes en el Parlamento catalán cuando anunció la convocatoria de elecciones anticipadas, dando así por iniciado el «proceso de autodeterminación».

Y hoy, sábado, tan sólo cuatro días después, está afirmación, como tantas veces lo ha hecho, se demuestra falsa. En este caso se trata de Sayra O.M.M., una inmigrante a la que la Generalidad niega el arraigo por no dominar el catalán; lo entiende y lo lee, pero no lo habla ni escribe.

Según cuenta La Razón, Sayra nació en Honduras y llegó a Cataluña en junio de 2009. Desde ese momento está empadronada en Gerona. En agosto de este año el Departamento de Bienestar Social y Familia le denegó la solicitud de arraigo por «no disponer de los conocimientos lingüísticos mínimos de lengua catalana».

No obstante, Sayra sí acreditó que entiende y que puede leer el catalán, pero no lo habla ni lo escribe. Por su puesto, sí certificó que habla, entiende, lee y escribe el castellano. Insuficiente todo ello para el gobierno de CiU. También cumple con los demás requisitos exigidos: volante de empadronamiento, contrato de trabajo de un año de duración firmado por su empleador y vínculos con otros familiares residentes en España.

Nada dice la Ley de extranjería sobre la necesidad de poseer determinados conocimientos para obtener el arraigo. Pero la Generalidad empezó a exigir desde marzo a los inmigrantes el conocimiento del catalán.

30 sep/amodom/ libertaddigital

Facebook Comments