Madrid: Chef Martín Omar exhorta a emprendedores explotar turismo gastronómico dominicano

Madrid: Chef Martín Omar exhorta a emprendedores explotar turismo gastronómico dominicano

Por medio del arte culinario es posible conocer la cultura e historia de un país. La gastronomía es es una forma de expresión que transmite conocimientos sobre cómo se elaboran los platos de una región, cuáles productos se utilizan, y por supuesto, se experimenta el sabor de cada comida.

El turismo gastronómico es una actividad que cada vez más toma mayor auge, ahora por la exposición de las vivencias de quienes lo realizan por medio de fotos y videos que se comparten en las redes sociales.

Para el chef dominicano, Martín Omar González, quién participó recientemente en el cierre del seminario “Iberoamérica: una ruta gastronómica que conecta identidades”, sostuvo que la gastronomía ha servido como vínculo para dar a conocer el país y unir a República Dominicana con otras culturas del mundo.

Raíces gastronómicas y culturales

Martín Omar, quien al día de hoy expone las raíces gastronómicas y la cultura dominicana a través de la elaboración de sus platos, expuso a Amo Dominicana que en el país no se ha explotado el turismo gastronómico por falta de este tipo de ofertas.

“El dominicano ya ha pasado de comer por comer, tener una barriga llena, a comer por disfrutar la experiencia. La experiencia me está demostrando de que la culpa no es de los ciudadanos sino que no hay empresarios ni emprendedores que brinden muchas experiencias como esas”, señaló.

El chef dijo que actualmente los restaurantes tienen las mismas estructuras, el mismo menú y que estos están dirigidos a un mismo público lo que genera como efecto que las personas se sientan saturadas.

“Tienen toda la misma estructura, el mismo menú, la misma forma de ser, dirigidos al mismo público y, quiera o no, la gente se satura”, indicó.

En ese sentido, Omar invita a los emprendedores a empoderarse de la dominicanidad y llevar los conocimientos y herramientas aprendidos durante su formación profesional al servicio de la cocina dominicana.

“Se necesita, primero, que el emprendedor aterrice en la dominicanidad y sepa que si estamos en República Dominicana que ofrezca cosas dominicanas que no va a pasar nada, que bote el miedo”, puntualizó mediante una llamada.

Explicó que esto no significa que dejen de profesionalizarse en comida extranjera sino que lleven este arte a la elaboración de platos dominicanos.

Seminario Iberoamérica

Durante la participación de Martín Omar en el seminario “Iberoamérica: una ruta gastronómica que conecta identidades”, se evidenció parte de la historia y cultura de República Dominicana.

El evento, organizado por el Instituto Schuman de Estudios Europeos, la Universidad Francisco de Vitoria y la Escuela de cocina Le Cordon Blue de Madrid, sirvió de escenario para exponer sobre productos ancestrales, como el casabe, que continúa formando parte de la gastronomía del país y que “cumple los requisitos de cualquier dieta moderna”.

Por otra parte, dejó evidenciado cómo el dominicano y su cultura está siendo percibida y aceptada en tierras europeas, específicamente en Madrid. Un antes y después, tomando en cuenta los últimos 20 años.

Señaló que hoy día se observa una gran variedad de productos, pertenecientes a la dieta básica dominicana, ofertándose en los diferentes estantes de supermercados y fruterías madrileñas: plátanos verdes, yucas, ñames, sazones, entre otros productos.

Tesoro gastronómico

Durante su participación en el seminario, Martín Omar acercó a las participantes a las raíces dominicanas al elaborar un casabe desde cero, acompañado de un chivo liniero, con guandules guisados y aguacate.

El tesoro gastronómico dominicano se vio reflejado en la peculiaridad de cada elemento de este plato. Por ejemplo, el chef puntualizó que República Dominicana es rica en la producción de gandules, siendo este una legumbre con un sabor peculiar.

Asimismo, elaboró un chivo liniero, característico de la línea noroeste del país, una zona donde se produce mucho orégano, siendo la principal fuente de comida de este animal y que lo dota de mucho sabor.

En menos de una hora, el chef elaboró el casabe, iniciando desde cero, pelando y guayando la yuca, lo que consideró como un precedente por el corto tiempo que tomó. Una vez servido, los participantes del evento tuvieron la oportunidad de degustar este suculento plato dominicano.

Escarlin Pozo

Facebook Comments