Cifra de millonarios solo se reduce en 2,6 puntos en España pese a la crisis

Madrid, 20 jun (EFE).- El número de personas con un patrimonio superior al millón de dólares en España -excluida la primera vivienda y los bienes consumibles- descendió un 2,6 por ciento a lo largo de 2011 y se situó en las 137.000 individuos, según el informe anual sobre riqueza en el mundo publicado hoy.

El estudio, realizado por la empresa de gestión de patrimonio de Capgemini en colaboración con el Banco de Canadá, cita la caída del sector inmobiliario, el descenso de la inversión bruta fija y la reducción de la capitalización bursátil» como las principales causas de este retroceso.
La situación en España contradice la tendencia mundial, ya que según el informe, el número de estos ricos creció ligeramente a lo largo de 2011, aunque se mantuvo en el segmento de los 11 millones de personas en todo el planeta.
«Tras el robusto crecimiento del 8,3 por ciento en 2010 y del 17 por ciento en 2009, la población de individuos con alto nivel de patrimonio en el mundo creció marginalmente un 0,8 en 2011», afirma el documento.
El principal aumento se produjo en América Latina, con un 5,4 por ciento, seguida de África con un 3,9 por ciento y Oriente Medio, con un 2,7 por ciento, pese a la agitación política que sufre esta región.
Aún así, el mayor número de «millonarios inversionistas» siguió concentrándose en Estados Unidos, Alemania y Japón, que suman más de 53 por ciento mundial, seguidos a larga distancia por China y el Reino Unido.
El descenso más acusado se produjo en la India, país que salió de la lista de los doce con más ricos del mundo y se vio superada por Corea del Sur.
«Hong Kong y la India fueron los países donde más se redujo el número de individuos con alto nivel de patrimonio en 2011», señaló el informe.
En el lado opuesto, Brasil experimento el mayor crecimiento -cifrado en el 6,2 por ciento- aunque se quedó en la misma posición -la décimo primera- que tenía en 2011.
«Con todo, algunas regiones de América Latina contradijeron la tendencia bajista en 2011. Así, por ejemplo, la población de individuos con alto nivel de patrimonio aumentó 6.2 por ciento en Brasil», afirmó.
Las razones para este crecimiento «fueron el ingreso nacional bruto (INB), el ahorro nacional, el mercado inmobiliario y otros indicadores, todos los cuales fueron positivos», explicó.
«Hubo varios otros ejemplos notables de crecimiento de la población de individuos con alto nivel de patrimonio en 2011-incluso más allá de Asia Pacífico sin Japón», agregó.
Frente al crecimiento del número de individuos con un patrimonio inversor superior al millón de dólares, se detectó, igualmente, una disminución de la riqueza agregada, suceptible de inversión, que retrocedió o se estancó prácticamente en todo el mundo.
«Esta disminución se debió a las pérdidas registradas en los segmentos más acaudalados», además de la crisis que sufre la eurozona y que ha hecho a los inversiones que sean más cautos y busquen opciones más seguras.
«Si bien no escasearon los focos de conflicto en 2011, la crisis de la eurozona- o, mejor dicho, la aparente falta de consenso respecto de cómo resolverla- resultó ser el factor más preocupante para la economía mundial», sostiene el informe.
«La incertidumbre económica y de los mercados llevaron a muchos inversionistas a mantenerse al margen, o cuando menos a inclinarse por inversiones de menor riesgo, como los títulos del Tesoro de EEUU, que son habitualmente buscados por su capacidad de preservación del capital», añadió.
El descenso en este apartado fue especialmente alto en América Latina, donde se cifró en tres puntos.
«Al decaer la demanda de muchas materias primas en 2011, la riqueza de los individuos con alto nivel de patrimonio en América Latina se vio afectada y declinó 2.9%, con 7.100 millones de dólares», argumenta el informe.
En Europa, esa misma crisis de la eurozona no afectó a la tendencia al alza del número de ricos habida en los dos últimos años -creció un 1,1 por ciento-, gracias sobre todo al ingreso de individuos con alto nivel de patrimonio en mercados clave como Rusia, Suiza y los Países Bajos.
Sí tuvo un impacto negativo, no obstante, en la inversión, que decreció en el mismo porcentaje debido, sobre todo, a la cautela de los inversores sobre la capacidad de deuda de los estados, lo que les llevó a buscar opciones más seguras en otras zonas.
En este contexto, el estudio concluye que «la incertidumbre seguramente seguirá predominando en el los mercados y las economías del mundo a corto plazo», lo que llevará a estos millonarios a optar por lo que denomina como «inversiones emocionales», es decir joyas, arte y artículos de colección. EFE
Facebook Comments