Cinco mitos de la infidelidad

Cinco mitos de la infidelidad

1aa9a2ad00La infidelidad es un problema absurdamente común. Aunque nos gustaría que no fuera así, sabemos que un porcentaje alto de personas en pareja tienen amoríos durante su relación. El tema es tan sonado que comenzamos a tomar como verdad absoluta los datos que solían ser probabilidades. Por eso creamos esta lista de 5 mitos de la infidelidad, ¿estás de acuerdo con ella?

1. Nadie se recupera de una infidelidad
La realidad es que algunas parejas que pasan por este tipo de traición sí logran recuperarse. Aunque nos encanta decir que una vez que alguien te pone el cuerno seguramente lo hará de nuevo, la realidad es que el dato se basa en una estadística, y seguramente hay hombres y mujeres que se han vuelto a comprometer con sus parejas y han logrado salir adelante. ¿Por qué no sabemos de ellas? Porque seguramente no es algo de lo que estas parejas disfruten hablar. La infidelidad destruye la confianza, y aunque es muy difícil recuperarla no dudamos que existan parejas que lo hayan logrado.

2. Me puso el cuerno por los problemas de la casa
Todos los matrimonios sin excepción alguna tienen problemas, esto no justifica una infidelidad. Cuando la otra persona quebranta tu confianza no importa qué hayas hecho tú en el hogar, no es excusa. Uno de los mitos más importantes que debemos tratar de romper es que tú provocaste que tu pareja te fuera infiel. De la misma manera no puedes culparlo a él si decides mentirle, engañarlo y tener relaciones con otra persona. Si tu problema en casa es tan grande como para que sientas la necesidad de engañarlo, es momento de hablarlo con tu pareja o incluso considerar una separación (temporal o permanente) antes de herirlo con tus acciones.

3. Si no hay sexo no es engaño
No es nada más el sexo con un tercero lo que daña tu relación de pareja. Si de pronto te das cuenta de que tu chico se pasa el día entero contándole a otra persona sus problemas, emociones, sentimientos y alegrías (y no lo hace contigo), ¿cómo te sentirías? No dejes que los demás te digan que él “no hizo nada malo”, porque el engaño emocional también se siente como una patada en el estómago. Si te esconde lo que hace, te miente acerca de dónde va a estar y de pronto te das cuenta de que ya no eres su confidente, estás en tu derecho de enojarte. No seas esa persona loca que no lo deja tener amigas, aprende a distinguir entre infidelidad y celos (generalmente la diferencia son las mentiras).

Lo mismo funciona para el otro lado, si nunca le has mentido, no le escondes lo que haces con otros chicos y simplemente te gusta pasar tiempo con tus amistades de vez en cuando, si él se enoja son simplemente celos. Pero si de pronto descubre que llevas meses platicándole tus intimidades día y noche a tu ex de la prepa, no te sorprendas si se pone de malas.

4. Te engañan con alguien más joven o más bonita
Una vez más, la infidelidad no tiene raíz en algo que tú haces o eres. Tu pareja no se acuesta con alguien más porque es más bonita que tú o 15 años más chica. La principal atracción hacia esta otra persona es que es diferente a lo que él ha vivido durante un periodo largo de su vida (como un matrimonio) pero no quiere decir que hubieras podido evitarlo si tan solo te hubieras arreglado más o puesto tacones más seguido.

5. Seguramente él es la excepción
A pesar de que en el primer punto te comentamos que algunas personas se recuperan de las infidelidades es muy importante que no te ciegues a los hechos. Si descubres que tu pareja te fue infiel y estás convencida de que fue sólo una vez, habla con una amiga. Te recomiendo que escojas a sólo una, a la que será honesta contigo pero no te juzgará si decides perdonarlo. Es muy difícil mantener tus amistades cuando regresas con quien te engañó si todas se enteraron, porque él no querrá pasar tiempo con ellas por miedo a ser juzgado (y a ellas tampoco les caerá en gracia), pero sí necesitas decirle a una persona.

¿Por qué? ¡Porque algunos hombres son simplemente patanes! Algunos chicos disfrutan de engañar a sus parejas simplemente porque el sexo prohibido les parece más emocionante, y si tu chico es uno de ellos tus amigas, sin duda alguna, habrán escuchado rumores. Seguramente no te habrán dicho nada antes porque a fin de cuenta son sólo rumores, pero si ya te engañó una vez… si el río suena es porque agua lleva. Así que antes de perdonarlo infórmate y cree en lo que tus amigas te están diciendo. Si esta no es la primera vez que lo hace probablemente no será la última.

Cuando de relaciones se trata no valen las reglas. Te podemos decir lo que probablemente suceda, lo que creemos que está pasando o el resultado que hemos visto en otras ocasiones pero cada cabeza es un mundo y sólo tú sabes qué estas dispuesta a soportar y con qué no puedes vivir. No te sientas mal por las decisiones que tomes para ser feliz, a fin de cuentas son tuyas y es tu vida en la que se verán reflejadas las consecuencias. Esperamos que esta guía te sirva para tomar las mejores decisiones para ti.

Facebook Comments