Cinco policías muertos en tiroteo durante protesta por violencia policial contra negros en EEUU

  • Dos francotiradores dispararon contra los agentes durante una manifestación. Hay seis agentes heridos, algunos en estado crítico
  • Hay tres detenidos mientras la policía trata de negociar con un cuarto, atrincherado en un parking y que continúa disparando
  • Las muertes violentas de dos negros a manos de la Policía ha avivado las protestas en el sur del país
  • La policía mata a tiros a dos negros en EEUU el mismo día en dos incidentes sospechosos

Cinco policías fallecieron hoy y otros seis resultaron heridos durante una manifestación contra la violencia policial en Dallas (Texas, EEUU) cuando dos francotiradores les dispararon desde posiciones elevadas, informó la Policía de Dallas.

 En una rueda de prensa, el jefe de la Policía de Dallas, David Brown, indicó que de los seis heridos hay algunos que se encuentran en condición «crítica» y otros que están recibiendo cirugía. Otra persona, un civil, resultó herido por los disparos, pero se desconoce su estado.

La Policía de Dallas ha informado de que ha detenido a tres sospechosos de ser los autores del tiroteo, mientras un cuarto se encuentra atrincherado, negociando con los agentes. Según recoge AP, el el cuarto sospechoso se encuentra en un parking de Dallas, no coopera con los agentes y de hecho sigue disparando a la Policía.

El sospechoso atrincherado ha asegurado que ha colocado varias bombas en todo el edificio y en el centro de esta ciudad del estado de Texas, según ha informado la Policía.

Al margen del sospechoso atrincherado en el aparcamiento, la Policía mantiene en custodia a tres personas, incluyendo a una mujer que fue detenida en el aparcamiento y a otros dos individuos que circulaban por la autopista en un Mercedes.

Estas personas en custodia no están cooperando con las autoridades, según el jefe de Policía de Dallas, David Brown, quien dijo que no tienen la seguridad de que no haya más personas involucradas además de los tres arrestados y el sospechoso atrincherado.

«Parece que esta noche dos francotiradores dispararon a diez agentes de Policía desde posiciones elevadas durante la manifestación», indicó en un primer momento el jefe de la Policía de Dallas, David Brown, quien posteriormente aumentó la cifra a 11, tras resultar herido otro agente en un intercambio de disparos.

  • Brown explicó que los dos francotiradores que dispararon contra los agentes «querían herir o matar al máximo número posible de policías», por lo que prepararon una emboscada y algunos de los agentes recibieron los disparos por la espalda.

Alrededor de un centenar de agentes habían sido desplegados en el centro de Dallas con motivo de la marcha contra la violencia policial, tras las recientes muertes de dos ciudadanos negros a manos de agentes de la policía.

Dos muertes a manos de la Policía

Alton Sterling, en Luisiana, y Philando Castile, en Minnesota, murieron el miércoles a manos de agentes blancos en dos nuevos casos de presunta violencia policial racista. Las muertes grabadas en vídeo han reavivado la problemática de la comunidad negra, sobre todo en el sur del país, que sufre agresiones policiales fruto de la tensa relación existente entre las fuerzas de seguridad y la población de color.

El incidente entre Sterling, de 37 años, fue grabado por un testigo con su teléfono móvil. El vídeo muestra a dos agentes que tiran al suelo a Sterling y, una vez lo tienen completamente inmovilizado, uno de ellos saca una pistola, la coloca en el pecho del fallecido y se oyen tiros mientras la cámara se aparta de la escena. En la secuencia, justo cuando la cámara se mueve, se oye una voz que grita: «¡Tiene un arma, un arma!».

Philando Castile, de 32 años, murió también a manos unos agentes en Falcon Heights, en el estado de Minnesota, EEUU. La novia de Castile, Diamond Reynols, explicó que uno de los agentes le disparó cuando se disponía a sacar su documentación, y después de advertirle de que tenía un arma con licencia.

AGENCIAS

Facebook Comments