Clave para la cibercultura de la República Dominicana

 

Lic.Doris Araujo

Lic.Doris Araujo

 

Por Doris Araujo

Periodista y Gestora Cultural residente en España

 

 

Abriendo las puestas a  las expresiones  culturales de la Republica Dominicana

En la mayoría de los  países de América Latina, la riqueza cultural es una realidad, ya que la  misma va  acompañada de una diversidad tanto en su conformación racial, política, social y cultural.

Está diversidad distingue a cada una de las sociedades del conglomerado multicultural,  ya que todas las sociedades tienen una cultura propia, como consecuencia de la capacidad creadora de quienes  la integran, en un contexto determinado, de acuerdo a sus necesidades van dejando huellas con sus expresiones y manifestaciones en la historia.

En la República Dominicana existe una cultura ampliamente rica y diversa, que con rasgos muy peculiares y característicos que identifica a los dominicanos. Las raíces culturales de la República Dominicana están compuestas principalmente por dos culturas madres, la española y la África, aunque  de escasa manera, ha quedado algún legado de los aborígenes.

Esta dimensión entre lo que es propio y lo que nos llega,  aun está en proceso de identificación, pues desde el punto de vista de las ciencias sociales, la cultura de masa sigue luchando ante los modelos culturales que se han sumado  mediante los procesos de civilización de la misma. Lo que a nuestro entender, las mayoría de las expresiones del continente Americano y de manera particular de la República Dominicana,  han sido creada por la hibridización que sin lugar a duda han generado otra cultura propia con sus matices y visión diferente.

Hoy en día  somos participes  voluntarios  e involuntarios de un mundo cuyas improntas culturales están  marcadas por el crecimiento vertiginoso de los procesos de  digitalización.

Valorando la importancia de la información y la comunicación en lo nuevos tiempos del  Ciberespacio, se  hace  necesario rediseñar un portal para proyectar la marca cultural  o más bien la marca país de la República Dominicana, dentro del contexto Iberoamérica y otro públicos.

Aunque existen portales  en la República Dominicana  ya sean oficiales, de instituciones  apéndice a la Unesco o de algunas empresas turísticas, sigue habiendo una brecha  en la información y difusión de los flujos culturales de manera muy especifica la cultura popular, y además de las producciones cinematográficas, artes plásticas, artesanía  entre otras.

Sabemos  que existe una realidad virtual generada  por medios electrónicos lo que ha dado como resultado otro “mundo”, pero también ha alterado el espacio, fundamentalmente en lo relacionado  a tiempo y espacio para los cibernéticos. Lo positivo de esto es que esa aldea global transformada y relacionada a través de las redes sociales, debería de seguir creando información y o contenidos enmarcados a resaltar los valores, rasgos y manifestaciones culturales de los pueblos, países etc.

Estamos en el camino, la tecnología de la información  unida estrechamente a la innovación del conocimiento, seguirá aportando en el proceso de la interacción cultural como eje trasformador de las culturas ya sea para su conservación o más bien para generar otras expresiones diferentes a las que ya existen.

Esperamos  que  para  la Republica Dominicana, la convergencia digital, pese a los factores negativos que imperan en las redes;  facilite la filtración de los productos y acciones culturales  para fortalecer la identidad y proyectar la marca país .

 

Facebook Comments