Consulados dominicanos y crisis en España

images     Por JUAN CUEVAS
    Dominicano residente en Madrid
Si algo nos ha enseñado la historia, por supuesto, a quienes han querido nutrirse de ella, es que a grandes males, grandes remedios, de ahí lo heroico y lo mediocre; de lo colectivo y lo individual; del yo y del nosotros; de lo responsable y de la irresponsabilidad y otros antónimos.Creo que si no le he escrito, lo he dicho en algún discursillo de tertulia o de asamblea mitinera, la cuestión es que los dominicanos por su condición de ausente de la Isla o adquisición de otra nacionalidad, no dejan de ser parte de la responsabilidad del Estado dominicano y sus instituciones allí donde las haya, y allí donde se encuentren. Por lo que existen pues, un deber y un derecho del “jus sanguinis”. Sin entrar a las remesas y más.

De ahí que la visión que sobre los consulados y embajadas o cualquier otra institución del Estado dominicano, en países donde la presencia dominicana es tan significativa que no solo influye en la economía de la Isla, sino también en lo social y lo político. Los Consulados sobre todo deberían percibirse o asumirse por lo menos con un rol de “Gobernación Civil” y el de su cónsul como “Gobernador”, sobre todo si la situación es acuciante para su comunidad, como es la actual coyuntura de crisis en España.

Esto no implica que el consul se convierta en un mago o el genio de Aladino, que con estupenda varita mágica resuelva todos los problemas que le presenta su comunidad, como es el caso en España, demasiado sería pedirle a un solo hombre. Pero si es el momento, de democratizar las decisiones, los esfuerzos, las responsabilidades, los logros, de colectivizar, etc. Sin que esto suponga renunciar a la responsabilidad individual o desvirtuar el convenio de la Haya, válgame Dios, ni tanto ni tan lejos.

Hoy nuestras asociaciones, llámese sociedad civil, debe ser incluida en la búsqueda de soluciones colectivas, no solo es pedir que el gobierno del presidente Danilo, tenga que resolver desde allá. Nadie tiene una solución, una varita mágica,  una verdad o un solo camino. Pero muchas veces en la filosofía del problema se encuentra parte de la solución del mismo. De cómo encuadremos la teoría, también dependerán el cómo hacer camino al andar.

La visión de un cónsul y su gestión en aquellos países donde apenas hay nacionales dominicanos, jamás debe ser igual a la de aquellos países con fuerte presencia de nuestros nacionales (Estados Unidos, España, Italia, Venezuela, etc.). Pero también, la visión del Estado debe cambiar de visión con respecto a la personalidad y representatividad de estos. Gracias a Dios, en esta gestión presidencial del presidente Danilo Medina, por lo menos, esto se ha entendido y el nombramiento de Ronny Martínez es un vivo ejemplo de ello.

Ahora mismo, parte de la responsabilidad de nuestras instituciones para con nuestra comunidad en España, no es hacer que nuestros inmigrantes miren al “Sur”, Sino posibilitar que entre todos busquemos soluciones para continuar en el “Norte”. Porque la verdad aunque cruda, sea dicha,  la situación por la que atraviesa gran parte de nuestra comunidad, no solo necesita de acciones paternalistas o asistencialistas, sino también de ayudar y orientar el camino de salida del túnel. Y eso no lo consigue un solo hombre, con un añito más. Porque entonces, si es así, deberíamos darle la receta al gobierno de Mariano Rajoy, para ayudarlo a salir de la crisis del pueblo español.

jt/am

Facebook Comments