Continúan ataques criminales contra taxistas en New York

Continúan ataques criminales contra taxistas en New York

Continúan ataques criminales contra taxistas en NY

ATRACADOR TAXIS NY

Por Ramón Mercedes

Nueva York.- Los taxistas sin medallón en esta ciudad continúan siendo el blanco delos delincuentes. Hace algunos días un taxista dominicano salvó su vida de milagro,cuando fue atracado a punta de cuchillo por un afroamericano que montó comopasajero, quien le exigió le entregada todo el dinero hecho en el día,advirtiéndole que si se movía una pulgada, volteaba la cara o hasta respirarprofundo, le enterraba el arma.
El atracoocurrió a eso de las nueve de la nochefrente al edificio 1534 de la avenida Beach con la avenida E. Tremont en ElBronx, en momentos que el taxista dominicano dejó una señora y tres de sushijos, después de haberlo recogido, por una llamada en la base de High ClassBronx, en el 135 W de la calle 183 con la avenida Sedgwick en el mismo condado.

La víctima,reservándose su identidad a petición de los familiares como medida deseguridad, narró con documentos a manos a este reportero, que después derecogerlo a los cuatro, incluyendo su mamá movilizándose con un bastón los dejófrente al mencionado edificio donde fue atracado, y al desmontarse todos lesdijo que quien pagaría la carrera y el “atracador” se quedó de últimocomprometiéndose a saldar la deuda, esperando unos minutos que sus familiaresentraran al inmueble, “mamoneando” entre el celular y buscándose entre losbolsillos.

Luego, elmalhechor le preguntó al taxista ¿tiene menudo para 50 dólares?, y el conductorcontestó que sí, pasando una papeleta entera de $50 y dos dólares para que ledevolvieran exactamente $40 dólares.

Consumada laoperación, el taxista, con sus 52 dólares en manos, les expresó “amigo estebillete de 50 está malo, deme otro», y en ese instante el delincuente leapuntó a escasas pulgadas de su cuerpo con un filoso cuchillo, obligando a lavíctima a entregar todo el dinero que tenía, sin poner un ápice de resistencia.
Después del“holdup” el taxista llamó la policía y durante dos días de ardua investigación y vigilancia discreta en el inmueble, eldetective Frank Acosta, del precinto 43, ubicado en el 900 de la avenida Fteley y a cargo de la investigación, apresóen su propio apartamento al afroamericano Brakley Paaron Pavón, de 20 años.

Este nuevoataque se viene a sumar a una ola de delincuencia contra los taxistas de LaGran Manzana, y este caso está registrado con el número B 1 4 6 7 4 4 2 7,conocido por un gran jurado en la Corte Criminal de El Bronx y a cargo delasistente de la fiscalía, Joseph Rivera.

Este reporteropudo investigar que Paaron Pavón tiene varios expedientes por hechosdelictivos, incluyendo algunos con anteriores taxistas al pasarle también dinerofalsificado.

Y es que losactos criminales contra la industria del taxi sin medallón en esta ciudad,compuesta por más de 40 mil taxistas, el 75% de ellos de origen dominicano,quienes trabajan en alrededor de 500 bases en los cinco condados y donderecogen unas 600 mil personas diariamente, no han parado, sin importar hora nilugar.

En los últimosmeses han ocurrido un sinnúmeros de ataques contra taxistas sin medallón,resultando algunos de ellos muertos, con disparos y golpizas brutales y en cadauno de esos casos el portavoz de la Federación de Taxistas del Estado de NuevaYork (NYSFTD), Fernando Mateo, al igual que el presidente gomígrafo de laentidad choferil, Antonio Cabrera (Tuly), actual sargento de la policía deNueva York con asiento en el precinto 30, ubicado en el 451 W de la calle 151en el Alto Manhattan, han salido hablando y defendiendo los taxistas agredidos.

Familiares deltaxista atracado denunciaron que como no hubo sangre ni golpes brutales, alparecer a Mateo ni a Cabrera le interesó denunciar el caso, porque no lesacarían beneficio publicitario y solo lo hacen cuando un taxista derramasangre, informándose de cualquier caso de esa naturaleza a las pocas horas dehacer sucedido, demostrando con eso que no tienen el verdadero interés dedefender la clase choferil, precisaron.

Facebook Comments