Corrientes de pensamientos en el PRD actual

wilsonWilson A. Ferreras F.

Wilanfe69@hotmail.com
Barcelona, España.

A raíz de los acontecimientos que de manera sucesiva han venido acaeciendo en el seno interno del perredeismo y de la alta dirigencia del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), se han ido desarrollando distintas formas de pensamientos o corrientes de pensamiento, encabezadas por distintos líderes políticos, que por unas razones de índole particular han dado al traste con la homogeneidad del partido que otrora liderara el extinto José Francisco Peña Gómez.

Podemos datar estas incongruencias a raíz de las diferencias que surgieron entre los dirigentes nacionales Hipólito Mejía Domínguez y Miguel Vargas Maldonado, que tras un proceso convencional en el que salió ganancioso el ex presidente Mejía, el Ing. Vargas, no termino aceptando su derrota, provocando esto una serie de acusaciones y contra acusaciones que terminaron provocando la fracturación dentro del seno del Partido Revolucionario Dominicano.

Esta situación se prolonga ya por más de una década, costándole al partido el alejamiento del poder, provocándose a las masas partidaria una gran apatía, como consecuencia de la negatividad que han mostrado las partes en conflicto para la re unificación del partido, llegándose a agotar todas las formas de diálogos e incluso las vías jurídicas, esta ultima que manipuladas en su mas ínfima esencia, tienden a darle razones a los que representan los grupos minoritarios que aliados al oficialísmo han secuestrado el partido, que había sido creado por sus fundadores como un medio para que la inmensa mayoría del pueblo dominicano, pudiera canalizar sus esperanzas de una patria más justa para todos.

La prolongación de esta crisis partidaria sin parangón alguno en la convulsa historia de esta institución, ha derivado en barias corrientes de pensamientos distintos en procura de hallar alguna solución al conflicto en cuestión, hoy en días se podrían identificar unas tres corrientes de pensamientos diferenciados, que a su vez están siendo sustentados por barios lideres o grupos de personas, que se sienten representados o no en una de estas corrientes distintas de pensamiento.

1º- Podemos destacar la corriente que encabeza el Ing. Vargas Maldonado y otros tantos dirigentes; a la que llamaremos: Corriente Institucional.

Esto así por que al ser el Ing. Vargas, quien ostentaba la presidencia del partido en el momento del inicio de la crisis y por su cercanía tanto de índole comercial como compromisaria con el ex presidente Fernández y con el partido de gobierno así como con la junta central electoral; que se supone debería ser un árbitro neutral, han terminado regalándole el partido a su socio Miguel Vargas, como forma de que darse con el control de todos los poderes del estado, instaurando en el país una dictadura partidaria, con un relativo apoyo popular, en desmedro de las instituciones nacionales y en perjuicio de los no acólitos a su organización.

2ª- Por otra parte se encuentran las inmensa mayoría de los mas connotados dirigentes y sobre todo las grandes masas partidaria que no se sienten representados_ por el tozudo traidor Miguel Vargas_ y que si se sienten apoyados(a) y representados(a) en las figuras de los lideres que encabezados por el ex presidente Mejía y el compañero Luis Abinader y la inmensa mayoría de los partidos y grupos no partidarios que históricamente han apoyado al partido y se han visto desplazados los primeros de su partido por las argucias llevadas a cavo por Miguel Vargas y sus cómplices oficia-listas.

3ª- Podemos identificar además una corriente que encabezada por el compañero Guido Gómez.

A decidido permanecer en el bloque del partido institucional minoritario, con el fin de participar en las contiendas internas en procura de alcanzar la dirección del partido y de ser así devolverle la institucionalidad a las masas admitiendo nuevamente a todos los desplazados por el conflicto antes mencionado.

Esta ultima corriente a la que juzgaremos de noble y bien intencionada, no tiene un futuro prometedor creo yo, ya que por el control interno que tiene de su facción el otrora secretario de Obras Públicas, es lamentablemente un suicidio político para el compañero Guido y sus seguidores.

Son estas pues mis más humildes consideraciones que no son más que meras aseveraciones a raíz de observar el panorama político nacional, que nos ha tocado contemplar todo este tiempo.

Por el bien de la república y de las masas perredeistas hambrientas de poder rogamos y esperamos que en el futuro próximo hallemos una solución definitiva a esta situación, que ya se prolonga en el tiempo con nefastas consecuencias para la paz y la tranquilidad de las sufridas y vapuleadas masas del perredeismo histórico y por supuesto del pueblo dominicano.

Facebook Comments