Cuatro años de cárcel para el médico de Jackson por homicidio involuntario

La defensa pedía libertad bajo fianza para el cardiólogo del ‘rey del pop’
Los expertos prevén que sólo cumpla una parte de la pena tras las rejas
El 23 de enero se discutirá la indemnización que Murray tendrá que paga

Conrad Murray pagará con la pena máxima su negligencia médica en la muerte de Michael Jackson. El galeno de origen caribeño servirá cuatro años en una prisión de Los Ángeles, después de que el juez Michael Pastor le impusiera la sentencia por el homicidio involuntario del intérprete de ‘Thriller’ el pasado 25 de junio de 2009.

El cardiólogo cumplirá su condena en la prisión del condado y no en una penitenciaría estatal debido al hacinamiento existente en las cárceles californianas. No se espera que pase más de 2 años entre rejas e incluso se especula que podría cumplir parte de su encierro en su domicilio.

El juez, además, señaló que el 23 de enero se discutirá la cantidad que Murray deberá pagar en concepto de indemnización, que podría ser hasta 100 millones de dólares de acuerdo a la petición de la Fiscalía. Es una cantidad a la que Murray no podrá hacer frente, pero que la familia del cantante espera que pague por el crimen y por la ausencia emocional y financiera que supuso su muerte.

Pastor fue implacable en su análisis de los hechos, condenando al cardiólogo a pasar los próximos cuatro años entre rejas por su «falta absoluta de remordimiento» y por abandonar a su paciente, «que confiaba en él». También indicó que Murray «mintió en repetidas ocasiones y trató de encubrir sus transgresiones, violó la confianza de la comunidad medica, la de sus colegas y su paciente», además de tildarle de peligroso para la comunidad».

De esta forma, Murray regresará a la prisión del Condado de Los Ángeles, donde ya ha estado 23 días desde que el pasado 7 de noviembre fuera declarado culpable por su delito.

Por su parte, el fiscal David Walgren también se refirió a la falta de remordimiento de Murray, confirmado con sus propias palabras en el documental emitido hace unas semanas en el canal MSNBC. «No me siento culpable porque no hice nada malo», dijo el médico en una entrevista nueve días antes del veredicto. Por eso pidió la sentencia máxima de cuatro años en una prisión federal, que al final le fue concedida.

Es también, una victoria para la familia Jackson, que a través de un comunicado pidió al juez el máximo castigo para Murray. En ese comunicado, leído en la corte por un abogado de la familia, aseguran que no buscaban venganza pero que esperaban que la sentencia recordase a los médicos.

http://www.elmundo.es

Facebook Comments