Cuba está lista para recibir hoy papa Francisco

Cuba está lista para recibir hoy papa Francisco

La Habana
EFE

En Cuba todo está listo para recibir hoy a Francisco, el tercer papa que visita el país, un viaje cargado de simbolismo por el papel que la diplomacia vaticana desempeñó en la reconciliación con Estados Unidos.
El papa aterrizará en La Habana hoy para iniciar un viaje de 4 días por el país que lo llevará también a las ciudades de Holguín y Santiago de Cuba, desde donde partirá para EE.UU., segunda parada de una gira por los dos países que contribuyó a acercar durante 18 meses de negociaciones secretas para poner fin a medio siglo de enemistad.

“Hay mucha alegría entre creyentes y no creyentes. Esperamos que sea una visita de mucho regocijo y esperanza como las anteriores visitas papales”, indicó Roberto Jardines, un bicitaxista de 54 años, aunque aclara que la de Francisco es “especial” por su papel como “impulsor de los cambios que están sucediendo en Cuba”.

Su esperanza es que el pontífice presione ahora en favor del fin del bloqueo “criminal y injusto” de Estados Unidos, que justo hoy, en vísperas de la visita papal, suavizó sanciones a los viajes, al comercio y al envío de remesas, nuevos pasos hacia la normalización.

Como preludio del viaje, la televisión estatal de Cuba emitió el jueves un videomensaje del papa al pueblo, en el que elogió “el ánimo con que afrontan las dificultades de cada día, el amor con que se ayudan y se sostienen en la vida”.

“Estamos esperándolo con mucha alegría y paz, con ganas de oirle de nuevo porque él ayer ya nos mandó a los cubanos un mensaje muy conmovedor”, indicó Sira Páez, una jubilada declarada católica que espera poder acudir a alguna de las misas de Francisco, un “papa diferente, latino, que llega más a las personas humildes”.

Los preparativos para dar la bienvenida al pontífice en la capital cubana ya están casi terminados- en las calles por las que pasará el papa-móvil se han arreglado los baches, se han pintado fachadas de las casas más deterioradas y se han decorado con banderas de Cuba y del Vaticano y con cárteles que saludan su llegada. “Hay mucha seguridad. Se están viendo muchos cambios con las labores de reconstrucción, organización, limpieza y pintura. Eso es bueno para todos porque se están arreglando las calles más deterioradas”, señaló Daniel Rodríguez, un joven.

Facebook Comments