Danilo Medina; un gobierno que no arranca.

images (1)Autor: Wilson A. Ferreras F.
Dominicano residente en Barcelona, España

Hace un tiempo ya había dejado aparcado el tema político, en procura de darle un tiempo prudente al gobierno último instalado, de manera tal que sin ninguna mezquindad ni animadversión pudiera yo en el momento adecuado o bien felicitarle o por el contrario señalarle sus desventuras, el tiempo ha pasado y creo ya es tiempo de hacerle algunas precisiones en ambos sentidos.

Para la satisfacción de las clases gobernantes hay que precisar en su favor, que es una gran verdad que nos ha sorprendido a todos en lo que fueron las primeras medidas adoptadas por el estado, en el sentido de la austeridad que anuncio en sus primeras medidas el nuevo mandatario; no obstante eso se debió a que el reciente gobernante encontró las arcas del estado vacías, por el mal manejo que le había dado su antecesor en procura de que su partido conservara el poder.

Otro punto a su favor ha sido la forma de proceder del gobernante en cuanto a que de forma sorpresiva y sin grandes parafernalias se ha trasladado a lugares y sectores del país en donde ha podido recabar de primera mano en conversaciones directas con los habitantes de esos lugares cuales son las necesidades más acuciantes que les afectan, para su posterior solución, plausible este gesto de humildad de nuestro presidente; de no ser porque estas visitas han sido sólo eso y las comunidades visitadas se han que dado esperando que se les cumpla con lo prometido.

Se han hecho otros anuncios importantes como son el caso correspondiente al plan de alfabetización nacional y el renombrado (4%) para la educación a pesar de que ya casi se cumple el primer año de gobierno aun las partes no se ponen de acuerdo en darle feliz marcha ya que mientras la flamante secretaria de estado de educación, se aumenta su salario a un jugoso sueldo de lujo los profesores que son los llamados a ejercer y ejecutar dicho plan se les mantiene un salario de miseria, de seguir esto así no se podrá cumplir con la intención del anunciado plan.

 

Uno de los últimos aguajes del gobierno y anunciado por el propio presidente en su recién pasada  rendición de cuenta ante el congreso nacional, fue el anuncio aplaudido por todos, en el que se refería a la Barrick Gold, a los cuales les extendió un plazo para que se pusieran en comunicación con el gobierno dominicano, en procura de que se renegocie con el estado dominicano, un contrato leonino que dicha minera mantiene con el estado, en el cual; lo único que saca el estado, es la gran contaminación ambiental que supone la extracción de oro, en las comunidades afectadas sin que se beneficien en lo más mínimo de las riquezas que se derivan de dicha actividad, qué pese al deterioro del medio ambiente nacional que se deriva como consecuencia de las labores de extracción de dicho oro, nos queda solo observar como la Barrick Gold, saca el oro de nuestro país supuestamente de contrabando con el auspicio y la complicidad de las autoridades nacionales en una acción impune y en franca violación a nuestras leyes y lo que es peor socavando la autoridad del gobierno y del estado de derechos que se supone nos rige como sociedad independiente y soberana.

 

Uno de los grandes fiascos de este gobierno han sido la impunidad y la complacencia que han tenido con la administración pasada a la que ellos han sucedido en el sentido de no haber admitido en la justicia ni un sólo caso de corrupción, a pesar de todas las denuncias y sometimientos interpuestos por distintos medios y denuncias públicas interpuestas por instituciones y personas físicas, que han denunciados actos reñidos con las buenas maneras de administrar los fondos públicos, no han sido admitidas o han sido desestimadas por las autoridades competentes en un franco apoyo a sus compañeros y en franca violación de las leyes y de nuestra constitución.

Ya por ultimo quisiéramos destacar que ha sido una norma en nuestra nación en las ultimas décadas que a los nuevos gobernante se les dé un tiempo prudente como una especie de respiro para que se organicen y prioricen las necesidades de sus electores, en lo que se conoce como los primeros cien días de gobiernos, en los cuales estos hacen galas de sus primeras ejecuciones y transformaciones; en el caso del que hoy analizamos, ha sido el primero que en década no ha podido anunciar una sola obra de estado, todo este tiempo se le ha pasado en anuncios que no se cristalizan y en buenas intenciones, cabe decir que en verdad tiene un estilo nuevo y diferente; pero por otro lado no acaba de arrancar, ya es tiempo señor presidente, de que todas sus promesas comiencen a cristalizarse ya es la hora de las ejecuciones, basta ya de tanta cháchara, de tanto cantaleteo, sacúdase el lastre de las pasadas administraciones y cumpla con su lema de campaña, en el cual usted rezaba que iba al gobierno para,” hacer lo que nunca se había hecho y arreglar lo que estaba mal.”

Facebook Comments