Darán hasta 1.600 € a inmigrantes sin papeles que quieran regresar a sus países

16072006-2006_0716mariwari0016Está contemplado en el programa de retorno voluntario financiado al 75% con fondos europeos.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ayudará a inmigrantes sin tarjeta de residencia comunitaria que quieran regresar a sus países de origen. Para ellos hay previstas pagas de hasta 1.600 euros por unidad familiar para instalarse en su país de procedencia.

Según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE), podrán acogerse al programa de retorno  voluntario aquellas personas que no hayan pedido la nacionalidad española o de alguno de los estados miembros de la Unión Europea y que no cuenten con tarjeta de residencia comunitaria.

Entran en este segmento los solicitantes de asilo que no han recibido una decisión definitiva a su petición de protección internacional, siempre que no hayan adquirido una nueva nacionalidad y que no hayan abandonado España.

También incluye a los nacionales de terceros países que tengan algún tipo de protección internacional y a los que se encuentren en situación irregular y estén considerados como personas vulnerables. Entre ellos, los menores no acompañados, las personas discapacitadas o de avanzada edad, las mujeres embarazadas y las personas solas con hijos menores a su cargo, que hayan sido sometidas a tortura, violación u otro tipo de violencia psíquica o sexual.

Además, podrán acogerse a las ayudas del retorno voluntario pagadas con fondos europeos las víctimas de la trata de seres humanos, así como sus hijos menores o discapacitados, si se encuentran en España.
Para los inmigrantes sin permiso de residencia en la UE que elijan regresar a sus países de origen está contemplada la gestión de una ayuda de 400 euros por persona, y hasta un máximo de 1.600 euros por unidad familiar, “como ayuda a su primera instalación en el país de procedencia”.

Se les entregarán, además, 50 euros como “dinero de bolsillo” por persona (hasta un máximo de 400 euros por unidad familiar) “para facilitar la manutención durante el transcurso del viaje desde su lugar de residencia hasta el punto de salida.

Los fondos europeos asumen asimismo el gasto de los billetes de retorno a su país de procedencia desde el lugar de su domicilio en España al interesado y a los menores o dependientes a su cargo. También a sus familiares extracomunitarios hasta segundo grado de consanguinidad. Por último les abonan las tasas de visados o de obtención de la documentación necesaria para viajar.

4abr/amodom/elfarodigital.es

Facebook Comments