Decapita a su hija de dos años «poseído por el demonio» en Girona

El presunto homicida avisó luego a la Policía de lo ocurrido diciendo que el diablo se le había metido dentro.

Una niña de dieciocho meses ha muerto decapitada en un piso de la calle Oviedo de Girona, supuestamente a manos de su padre, Marcelo R.O., de 34 años, quien ha sido detenido por los Mossos d’Esquadra.

La policía autonómica ha confirmado que el aviso le ha llegado a las 12:13, después de que el presunto asesino contactara con el Sistema de Emergencias Médicas.

Marcelo R.O, de nacionalidad colombiana, ha explicado que había acabado con la vida de su hija por orden del diablo, al que situaba en la vivienda, donde también se encontraba una hermana de la víctima de seis años.

Fuentes próximas a la investigación han detallado que el arma del crimen, cuya reconstrucción se ha llevado a cabo con el cadáver de la víctima presente, es un cuchillo de cocina.

La policía autonómica ha precisado de varios agentes para reducir al presunto asesino en un primer momento. La madre, que se encontraba en su puesto de trabajo, tras llegar a la casa, ha tenido que ser trasladada a un centro sanitario por un ataque de nervios.

Tras la reconstrucción del crimen, los vecinos han insultado a Marcelo R.O. y algunos han confirmado que, en los momentos del crimen, han escuchado gritos de éste en los que mencionaba al diablo. Los vecinos han explicado que esta familia se había trasladado a su actual inmueble hace al menos dos años y que vivía en régimen de alquiler.

El presunto homicida se encuentra actualmente detenido en la comisaría de Vistalegre de los Mossos d’Esquadra de la capital gerundense a la espera de su pase a disposición judicial.

El Ayuntamiento de Girona ha convocado para este viernes al mediodía una concentración de repulsa del crimen y de apoyo a la familia de la víctima.

Facebook Comments