Desarticulan red traía a España a migrantes dominicanos por Turquía y Grecia

261354-620-282

 

MADRID. (EFE).- La Policía ha detenido en varias provincias -entre ellas Ávila y Zamora- a 20 miembros de una red dedicada al tráfico ilegal de inmigrantes dominicanos que viajaban a España a través de Turquía y Grecia con documentos de identidad ilegales que compraban a compatriotas ya nacionalizados españoles a los que se parecían.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, los detenidos -que también se dedicaban al tráfico de estupefacientes- obligaban a las víctimas a pagar 100.000 pesos, unos 2.000 euros.

Un primer pago de 50.000 pesos servía para obtener un pasaporte y un billete de avión para viajar a Estambul (Turquía). Después, debían ingresar la misma cantidad para obtener plaza en una lancha que les llevaría a alguna isla griega.

La red disponía de un entramado de pisos francos en el país heleno para alojar a los extranjeros mientras obtenían un pasaporte falso para viajar a España.

El ‘modus operandi’ de la organización consistía en la compra de DNI y pasaportes españoles a ciudadanos de origen dominicano con nacionalidad española, que después enviaban a la República Dominicana.

Allí un integrante de la red los recibía y les estampaba un sello ilegal de entrada en el país para dar veracidad al viaje a España que harían posteriormente las víctimas con documentación ilegal de personas con características físicas similares a las suyas.

De esta forma, parecía que ciudadanos españoles de origen dominicano estaban efectuando un viaje temporal a su país.

La investigación tuvo su origen en una operación anterior desarrollada en agosto de 2014, en la que se detuvo a 19 miembros de dos organizaciones que introducían ilegalmente a ciudadanos dominicanos en España.

Para ello, les proporcionaba documentos de identidad de otras personas y, cuando eran descubiertos en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, requerían solicitudes fraudulentas de protección internacional alegando ser víctimas de malos tratos, en el caso de las mujeres, y por su orientación sexual, en el de los hombres.

Durante los dos últimos meses, los agentes intensificaron las investigaciones y lograron identificar a los miembros de la trama, por lo que procedieron a su detención y practicaron siete registros en un dispositivo coordinado en las provincias de Madrid, Guadalajara, Ávila, Zamora y Lleida.

Además del tráfico ilegal de personas, los agentes descubrieron que los detenidos también se dedicaban al tráfico de estupefacientes, concretamente al cultivo de marihuana.

Los arrestados -entre los que se encuentra el cabecilla de la red- disponían de varias naves habilitadas para los diferentes procesos de crecimiento de las plantas y de una finca rústica en la localidad madrileña de Fuente del Saz del Jarama, donde tenían multitud de animales domésticos para “camuflar” el cultivo ilegal de droga.

Facebook Comments