Dominicanos prefieren vivir ilegales en Puerto Rico que volver a RD

SAN JUAN, PUERTO RICO.-Aunque pierdan la vida en el intento, cientos de dominicanos que tomaron una yola a Puerto Rico en busca de una mejor vida años atrás, aseguran que no temen volver hacerlo, “porque aquí se vive mejor” que en su propio país.

A pesar que por su situación no tienen acceso a seguridad social y pasan mucho trabajo antes de estabilizarse, dicen que trabajar en Puerto Rico en las mismas condiciones que lo hacían en República Dominicana resulta en más y mejores beneficios.

“Es por eso que si me mandan de nuevo a RD tomó vuelo aquí en AA, agua alante y agua atrás”, expresó sonriendo Israel García, quien con 19 años se siente como en casa.

En la placita es común ver a dominicanos jugando y bebiendo.
Otro de su compañero con quien jugaba dominó y quien tiene ya 19 años que llegó en yola se animó a decir que Puerto Rico era el mejor país del mundo para vivir.

“La razón es que uno trabaja y no ve el dinero. Aquí yo gano entre 100 y 120 dólares, que son 5,000 o 6,000 dólares diario, qué allá no me los van a pagar”, dijo.

Rolando Van Der Horst, dijo que abandonó el país con visa, hace cuatro años, huyendo del sistema corrupto de los partidos. Narra que decidió buscar una mejor vida , pese a que tenía 23 años siendo encargado de la oficina de Impuestos Internos de Sánchez.

“He logrado cosas que en 23 años no pude en mi país. Lo único que podía era caer preso”, dijo con disgusto.

Yanet Ramírez y Claribel Sánchez venden comida criolla.
Explicó que lograba resolver su vida y la de la familia por los incentivos que les daba la Dirección General de Impuestos Internos cada tres meses.

“Hay semanas que me busco hasta mil dólares. Lo único que siento es haber dejado mis hijas allá”, expresó Van Der Horst.

De ilegales a empresarios

Algunos dominicanos que llegaron ilegal a Puerto Rico hoy pueden exhibir con orgullo sus negocios y cuánto han progresado.

Un ejemplo de ello es Yanet Ramírez, quien lleva 30 años en esa isla y luego de pasar mucho trabajo por su condición de ilegal, logró estabilizarse y montar una cafetería en Barrio Obrero, donde se vende comida criolla.

Al narrar su experiencia tuvo que detenerse por las lágrimas y cuenta como en el 1995 salió en yola de las playas de Miches junto a una adolecente de 15 años a Puerto Rico, donde tuvo que pasar cuatro días en los montes, para que la policía no las encontrara y deportara.

“Fue duro los primeros años, pero vale la pena, porque aquí el dinero te alcanza”, dijo.
Sostiene que para sobrevivir durante estos años en tierras lejanas ha trabajado de todo con tal de lograr una mejor vida.

Daniel Mora, es otro dominicano que llego a PR en yola hace 22 añoa y hoy es promotor artístico. Además, se dedica a la compra y venta de autos.

Pedro Hernández, quien llegó con visa hace cuatro años y se quedó trabaja en dos empleos para sobrevivir y mantener a dos hijas aquí y su familia allá en Puerto Rico. “ Aquí el que viene a trabajar sale adelante”, dijo.

Mantienen tradiciones

Los dominicanos en Puerto Rico siguen con sus tradiciones y a pesar de las jornadas de trabajo no pierden tiempo en degustar la «bandera dominicana, arroz, habichuelas, carne, ensalada y aguacate».

Tal y como ocurre en aquí en el país en la Isla del Encanto a los criollos se les ve tomando cerveza y ron, mientras juegan partidas de dominó, otros prefieren entretenerse con juegos las cartas y dados.

Este panorama es el más común en la Plaza Barceló o la “Placita” como se le conoce en Barrio Obrero donde se puede observar a dominicanos legales e ilegales jugar dominó y tomando cervezas,
En el populoso sector de Barrio Obrero en Santurce su población es casi totalmente dominicana, quienes han instalado negocios comida, salones de bellezas, barberías y kiosco para la venta de frutas y víveres criollos, entre otros.

El cónsul dominicano en Puerto Rico, Franklin Grullón, dijo que en las estadísticas arrojan que en esa nación hay alrededor de 200 a 225 mil criollos, de los cuales 70 mil son ciudadanos, de 90 y 100 mil residentes y el resto su estatus migratorio es ilegal.

El funcionario destacó que ahora mismo no se tiene el numero con exactitud porque muchos dominicanos cuando pasó el huracán María hace dos años decidieron retornar a la República Dominicana y no han retornado.

Pérdidas por US$110 millones

Daños . El terremoto de 6.4 que sacudió Puerto Rico dejó pérdidas por US$110 millones y al menos 539 infraestructuras con daños.

Wanda Vázquez, la gobernadora de la isla, dispuso US$130 millones para atender a los afectados y activó a la Guardia Nacional, un cuerpo estadounidense de civiles con entrenamiento militar que responden a desastres naturales o problemas de orden público en estas circunstancias.

También declaro al país en estado de emergencia a causa del terremoto que provocó el derrumbe de estructuras, el colapso de todo el sistema eléctrico y la muerte de una persona.

Los municipios que más se han visto afectados con este sismo son el de Guánica y Guayanilla, donde colapsaron varias vivienda y sus residentes han optado por armar campamentos fuera de sus casas.

 

EL DIA

Por

Degnis De León

Facebook Comments