Dominicanos utilizan cuarto aeropuerto considerado más peligroso del mundo

aeropuerto-laguardia-1
Por Ramón Mercedes
Nueva York.- Miles de dominicanos utilizan anualmente el aeropuerto doméstico La Guardia de esta ciudad, considerado el cuatro más peligroso del mundo, entre una escala de 24 que fueron clasificados por Snapmundo.com, una página que se encarga en destacar acontecimientos sobresaliente en el mundo.
Snapmundo basa su estudio en que está ubicado en el medio de los grandes aeropuertos John F. Kennedy y el Newark, en Nueva Jersey, desde donde salen y entran miles de vuelos diariamente y las rutas de vuelos para el aeropuerto doméstico tienen que trazarse de forma muy “meticulosa” para evitar choques aéreos.
Por el JFK transitan más de 56 millones de pasajeros al año, sus operaciones aéreas calculadas en 438,897 y más de 90 líneas operan desde allí. Mientras que el Newark, con tres terminales conectadas entre sí, tiene un tráfico de aproximadamente 36 millones de pasajeros al año.
La Guardia, inaugurado el 15 de octubre 1939, posee cuatro terminales; la A (Marine Air Terminal), B (Central Terminal Buidling), C y D, conectadas entre sí. Entran y salen unos 370 mil vuelos al año y lo utilizan más de 29.9 millones de pasajeros, entre ellos decenas de miles de dominicanos.
Está situado a 13 kilómetros del centro de Manhattan, posee dos pistas, la 4/22 y 13/31, ambas de iguales dimensiones 2,134 x 46 metros; no dispone de aduanas, servicios de inmigración, ni se permiten vuelos de entrada ni de salida que excedan los 2,400 kilómetros, excepto los sábados o si es un vuelo procedente de Denver, debido a la relación que une ambas ciudades.
Los tres primeros aeropuertos considerados más peligrosos que LaGuardia son el de Saba, por tener la pista de aterrizaje más corta para vuelos comerciales (400 metros) y está rodeado por el mar, con el paso de los años, la erosión y el desgaste de la costa van reduciendo la longitud de la pista. Saba es una pequeña isla de 13 km², localizada a unos 250 km al sureste de Puerto Rico.
Luego sigue el de Londres, construido en los años 80, cuando los cardados y las plataformas eran grandes, pero los edificios no. Todo ha cambiado y el skyline se ha disparado hacia el cielo, obligando a los aviones a despegar en un ángulo de 5 grados, superior al ángulo reglamentario de 3.
El tercero es el de Kansai, Japón, construido sobre una isla artificial en la Bahía de Osaka. Puede verse desde la estratosfera, y está constantemente sujeto a las inclemencias del tiempo. Además, el lecho marino que lo sustenta es poco estable.
En quinto lugar y en el mismo orden continúan  el de Rey Abdulaziz, Arabia Saudí;  Toncontin, en Tegucigalpa, Honduras; Gustav III, en la isla caribeña de San Bartolomé; Courchevel, Francia; Qamdo Bambda en Tíbet, una región situada en Asia; el Kai Tak, en Hong Kong; el Gisborne en la costa este de Nueva Zelanda; el Madeira en Portugal; el Lukla, Nepal, en la región de China; Congonhas en Brasil; Paro en Bután, Montañas del Himalaya en Nepal, Bangladés y Tailandia; y el de Gibraltar en el área de España.
 
Asimismo el aeropuerto de Barra en Escocia, Reino Unido; el Aeródromo Ice Runway, del Programa Antártico de los EEUU, Ubicado en el estrecho de McMurdo en La Antártida; de Wellington en Nueva Zelanda; el de Los Ángeles en California; el de Denver, Colorado; de Black Rock City en Nevada; el Mariscal Sucre en Ecuador; y el de Princesa Juliana en San Martín.
Facebook Comments