Partido Popular gana en Galicia y nacionalistas en País Vasco

1474779255_637904_1474800299_miniatura_normal

Madrid, 26 sep (PL) El conservador Partido Popular (PP) español de Mariano Rajoy mantuvo hegemonía en las elecciones de Galicia y los nacionalistas repitieron como fuerza más votada en el País Vasco, pero lejos de la mayoría absoluta.

Con el 100 por ciento de los votos escrutados en ambos comicios autonómicos, el PP obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento gallego con 41 de sus 75 escaños, mientras que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) quedó primero con 29 de las 75 bancas del legislativo regional.

En Galicia (noroeste), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la otra agrupación tradicional junto al PP, logró 14 bancas y quedó empatado en segundo lugar con En Marea, coalición de izquierda en la que está Podemos, tercera fuerza en el Congreso de los Diputados de España.

Detrás del PNV en el País Vasco, se situaron los independentistas de EH Bildu, con 17 diputados, seguidos de Podemos (11), el PSOE y el PP, estos dos últimos con nueve representantes cada uno.

Para la agrupación antiausteridad liderada por Pablo Iglesias, la segunda posición compartida en Galicia con los socialistas y el tercer puesto conquistado en el País Vasco es todo un triunfo, teniendo en cuenta que es la primera vez que se presentan en esas dos regiones.

El cuarto partido con mayor representación parlamentaria a nivel nacional, el centroderechista Ciudadanos, no consiguió entrar en ninguno de los dos parlamentos autonómicos.

Los comicios de este domingo en ambas regiones se celebraron en un momento crucial para el futuro político en este país, que desde hace más de nueve meses y tras dos elecciones generales -20 de diciembre y 26 junio- carece de un gobierno con plenas facultades.

Eran vistos como una posibilidad de que se destrabara la situación, pero los resultados prácticamente no cambiaron el balance de poder a nivel nacional.

A pesar de ser el más votado tanto en diciembre de 2015 como en junio último, el PP no consiguió el respaldo suficiente para renovar otros cuatro años en el gubernamental Palacio de la Moncloa.

La formación encabezada por Rajoy, presidente del Ejecutivo en funciones, obtuvo en junio 137 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados (Cámara baja), lejos de los 176 establecidos como mayoría absoluta para poder gobernar en solitario.

A principios de mes, Rajoy fracasó en su intento de ser proclamado para un segundo mandato, al lograr el apoyo de sus 137 legisladores, los 32 de Ciudadanos y uno de Coalición Canaria, pero quedó a seis de la cifra necesaria para formar gabinete.

Los conservadores confían en que su contundente triunfo en Galicia y la posibilidad de forjar un acuerdo de gobierno con el PNV en el País Vasco, fortalezca su posición a la hora de negociar la tan ansiada reelección de su máximo dirigente. PRENSA LATINA

Facebook Comments