Dos Dominican Don’t Play piden absolución a TS por contradicción de víctimas

Madrid, 17 nov (EFE).– Dos presuntos miembros de la banda latina «Dominican Don’t Play» (DDP), condenados por asesinato en grado de tentativa durante una pelea en una discoteca de Alcobendas (Madrid) en 2009, han pedido hoy al Tribunal Supremo (TS) su absolución alegando que las víctimas se contradijeron en sus declaraciones.

Así lo han manifestado las defensas de Macguive C.C., condenado por la Audiencia Provincial de Madrid a 21 años y cuatro meses de cárcel, y de Milkis Alexander C.Q., al que se le impusieron 19 años y cinco meses de prisión.

El tribunal madrileño absolvió a ambos y a otros tres presuntos integrantes de los DDP -Guiler V.R., Luis Alberto C. y Carlos Alberto M.G., de origen dominicano como los dos condenados- del delito de asociación ilícita, pero consideró probado que Macguive, al que el fiscal denominó el «soberano» del «Coro de Alcobendas», y Milkis Alexander, del «Coro de Móstoles», eran culpables de dos intentos de asesinato.

El letrado de Milkis ha resaltado que solo una de las víctimas, presuntas integrantes de la banda rival «Los Trinitarios», le reconoció en una de las cinco ruedas de reconocimiento efectuadas, aunque luego sí lo hicieron durante la vista, lo que demostraía a su juicio falta de «coherencia».

Además, el abogado ha destacado que se habla de Milkis, que no tiene antecedentes penales, como si fuera «un pulpo con muchas manos» para poder llevar maletines, dar golpes y transportar armas al mismo tiempo.

La defensa de Macguive ha asegurado que no se le puede culpar del delito de tenencia de armas cuando la Policía solo encontró una parte de una pistola y no se le intervino a él.

«Probablemente fue una pelea entre bandas», aunque todos los implicados negaron en el juicio pertenecer a ellas, ha dicho la abogada de Macguive, quien también ha mostrado su disconformidad con que fuera condenado por un delito de lesiones contra César Raúl R.V., ya que esta persona no acudió al médico a recibir ninguna cura.

En todo caso, debería condenársele por una falta de lesiones, ha añadido.

Por su parte, la acusación particular ha pedido a la Sala Segunda del TS que confirme la sentencia ya que Valentín M.M. hubiera perdido la vida por el disparo que recibió en el pecho si no llega a ser atendido a tiempo, y que él mismo reconoció a Macguive como la persona que le disparó.

El Fiscal también ha solicitado confirmación de la sentencia porque cree que la culpabilidad de los dos condenados está «completamente acreditada», incluyendo la prueba pericial sobre la pieza del arma que la Policía investigó.

Los hechos considerados probados por la Audiencia madrileña se remontan al 17 de mayo de 2009, a la salida de la discoteca «Sucre» (Alcobendas), cuando un grupo, en el que estaban McGuive C.C. y Milkis Alexander C.Q., abordó a Valentín M.M., Heiser Lizandro M.M., César Raúl R.V., a los que el fiscal señalaba como miembros de la banda rival «Los Trinitarios».

En un momento dado, McGuive pidió a Milkis el arma que éste portaba, se aproximó a Valentín M.M. y le efectuó un disparo a la altura del tórax en la zona lateral de la espalda. Después, McGuive siguió disparando e hirió también a Heiser Lizandro M.M. y a César Raúl R.V. EFE

Facebook Comments