Duquesa de Alba se toma a broma su muerte en Internet: Estoy mejor que nunca

duqusa-alba--644x362

El rumor se extendió por la Red y desató la alarma, lo que llevó a muchos de sus allegados a llamar para saber qué estaba ocurriendo. Y es que son muchos los que este domingo y lunes recibieron en sus perfiles de Twitter una supuesta información que decía así: “Muere la duquesa de Alba a los 87 años de edad”.

Ante tal escándalo informativo, la duquesa de Alba respondió a sus amigos y conocidos quienes, sobrecogidos por las informaciones que corrían este fin de semana por Internet, llamaban a la aristocrática para preocuparse por su estado de salud: “Me encuentro muy bien. Estoy mejor que nunca”. Así respondía la duquesa de Alba a aquellos amigos y conocidos.

El boca a boca se puso en marcha y el fallecimiento de doña Cayetana corrió como la pólvora, algo que sorprendió sobremanera en Sevilla, donde el día anterior había acudido a la boda del hijo de Juan Ignacio Zoido. Todos los que tuvieron la oportunidad de charlar con ella la encontraron muy animada y con el mismo aspecto físico de las últimas semanas, por lo que la información que se movía en las redes sociales causaba un gran estupor entre los que acudieron al enlace.

No obstante, al acudir únicamente a la iglesia y ausentarse del convite posterior, sirvió para que algunos dieran credibilidad a la falsa noticia. Más de uno pensó que por eso no acudió a la celebración, porque su estado de salud no era bueno y decidió marcharse. Esto sólo sirvió para avivar la llama.

Eran infundios y datos sin comprobar. Por ahora, el único problema de la duquesa es la movilidad y su perdida de audición. Y así lo confirman desde su entorno más cercano. Incluso su hijo, el duque de Huescar, que aseguraba desconocer la desagradable noticia, explica que su madre “se mantiene muy bien y muy activa. No hay que olvidar que tiene la edad que tiene”. Desde la Casa de Alba aseguran que “no hay intención de remover la historia, ni interponer demanda alguna porque sería ejercer de altavoz al responsable de esta mentira”.

Con la publicación de este chisme, las redes sociales se revolucionaron y la web en la que se difundía tal falsedad vio cómo se multiplicaban sus visitas, convirtiéndose en una de las páginas más vistas del día. Y eso que la información duró poco, ya que fue rectificada horas más tardes. En cambio, el rumor se fue extendiendo y el mismo lunes la duquesa tuvo que dar explicaciones a los que se interesaban por ella asegurando que su estado de salud era “fantástico”. De hecho, su agenda social no ha variado y, según ha podido saber Vanitatis, tiene previsto salir a comer con sus amigas a Porta Rosa, uno de sus restaurantes preferidos, e ir al cine en sesión de tarde con su marido.

21 nov/amoodom
Con información de Vanitatis.com

Facebook Comments