Ecuador demandará a bancos españoles por desahucio a inmigrantes

inmigrante_desahucio_españa11

  • El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que la Cancillería impulsará demandas contra la banca española en los casos de desahucio que enfrentan miles de inmigrantes ecuatorianos afectados por la crisis hipotecaria en el país europeo.

 

Ecuador.- El Gobierno de Ecuador anunció hoy que podría demandar a bancos españoles por haber suscrito contratos hipotecarios supuestamente abusivos, que han afectado a miles de inmigrantes ecuatorianos en España.

«Demandaremos a estos bancos en nombre de nuestros migrantes” en España, dijo el presidente ecuatoriano Rafael Correa en su habitual informe sabatino, en el que calificó de “fraudulentos” e “inmorales” ciertos contratos de crédito hipotecario suscritos por algunas entidades financieras y que han conducido a los desahucios.

«Básicamente la Cancillería lo que va hacer es apoyar a nuestros migrantes para demandar a los bancos. Vamos a reaccionar frente a ello, demandaremos a los bancos en nombre de nuestros migrantes», indicó Correa.
«Miles de nuestros migrantes están siendo víctimas de estos abusos y no lo vamos a permitir», agregó.
Según la Cancillería, Ecuador ha atendido unos 6.000 casos de ecuatorianos desahuciados en España.
Correa, quien se declaró preocupado por la situación, expuso que al menos 1.000 contratos de ecuatorianos firmados con la banca española evidencian «cosas terribles» como el hecho de que se comprometía el 97 por ciento del ingreso familiar para pagar el préstamo de la vivienda.
«Se supone que no se debe dedicar más allá del 35 por ciento del ingreso familiar para pagar un préstamo, eso es una norma técnica, (pero) estos señores irresponsablemente prestaron a familias que sabían que tenían que dedicar hasta el 97 por ciento, prácticamente el total de su ingreso«, indicó.
Cuestionó, en particular, una cláusula denominada «apoderamiento», según la cual, el banco se reservaba el derecho a cambiar el contrato.
«El apoderamiento en el contrato era una ficción, no servía para nada, porque todo lo podía cambiar el banco, había clausulas tan abusivas, que se reservan las facultades de completar, integrar, modificar, subsanar, rectificar, interpretar o suplir la presente escritura, o sea, el contrato», señaló.
«O sea, le hacían firmar a los ciudadanos que ellos (el banco) podían cambiar todo el contrato en cualquier punto o extremo de la misma, y todo ello en el fin de conseguir la inscripción del registro de la propiedad y sin necesidad de rendir cuentas de su actuación», agregó Correa al citar entre los bancos españoles al Caixan de Cataluña.
bunales europeos», señaló.

 

10 mar/amodom

Facebook Comments