El 63% de los españoles a favor de la asistencia sanitaria a los inmigrantes


Madrid. – El 63 por ciento de los españoles está en contra de que se pongan limitaciones a la asistencia sanitaria de los inmigrantes irregulares, aunque creen que se deben de buscar fórmulas para sufragar los gastos que se puedan ocasionar.
Esta es una de las principales conclusiones de un estudio sobre «Medidas del Gobierno en materia de asistencia sanitaria a inmigrantes en situación irregular», del Consejo General de Enfermería.

El informe, realizado por la empresa Análisis e Investigación mediante entrevistas a 1.000 personas, ha sido presentado hoy en rueda de prensa.
El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha asegurado que la situación ha mejorado respecto a las previsiones que había desde que el Gobierno aprobó el decreto de reforma sanitaria que dejaba sin tarjeta a los inmigrantes «sin papeles» y limitaba la asistencia a las urgencias, partos y a los menores.
Según ha señalado González Jurado, en la institución que preside no consta que se haya producido ningún caso de desamparo hacia esas personas desde que entró en vigor la medida, el pasado 1 de septiembre.

La encuesta se realizó el 14 de septiembre, dos semanas después de se pusieran en marcha las medidas.
El estudio pone de relieve que el 28,4% de los ciudadanos está a favor de una sanidad gratuita, mientras que el 71,6% se muestra de acuerdo con establecer algún tipo de limitación.
De ese 71%, un 51,3% cree que la asistencia debe limitarse a urgencias o a problemas graves y un 47,7% no.
Esto significa, según José María Sansegundo, director del estudio, que un 63% cree que no debe haber límites en cuanto a la asistencia.
No obstante, un 85,6% de los que están a favor de poner algún tipo de límites cree que se debería intentar cobrar los servicios a los países de origen y un 75,6% considera que se les debe exigir un seguro.
Para González Jurado, estos datos revelan que «los ciudadanos quieren que se atienda a los inmigrantes pero que se intente que no sea a cargo de su bolsillo».
Respecto a un posible mal uso de la sanidad por parte de los extranjeros en general, y no solo de los irregulares, el 79% cree que se ha abusado entre «bastante y mucho» y un 18% «nada o poco».

El responsable del estudio ha explicado que aunque hay un sentimiento de que se puede haber abusado de una sanidad muy abierta y que, por ello, hay que poner alguna limitación, los españoles creen que los límites no pasan por la asistencia sanitaria.
Una respuesta «bastante razonable», ha considerado Sansegundo, quien ha valorado que según los encuestados «la barra libre no es asumible».
En cuanto a la opinión general sobre las medidas del Gobierno, un 63% las considera aceptables teniendo en cuenta la situación económica y la necesidad de reducir el déficit, y un 37% cree que son inaceptables aun con los problemas económicos que atraviesa el país.
Una amplia mayoría (el 91,1%) asegura haber tenido información sobre el decreto de medidas urgentes para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, y solo un 8% no las conoce.
Además, un 78,9% dice conocer que la retirada de la tarjeta sanitaria afecta solo a los inmigrantes que están en situación irregular, mientras que el 21,1% creen que es para todos los extranjeros. EFE

26 sep/ amodom/efe

Facebook Comments