El Banco de España concluye que cobrar el paro desincentiva el acceso al empleo

La economía española volverá a entrar en recesión este trimestre, según el organismo supervisor

Madrid, España. El cobro de la prestación por desempleo está entre las variables que reducen la probabilidad de acceso a un nuevo contrato cuando una persona está en paro. Es lo que concluye un estudio del Banco de España publicado este martes sobre la evolución de la oferta de trabajo, antes y después de la crisis.

Los técnicos del Banco de España llegan a esta conclusión tras aplicar un método estadístico a los datos laborales desde 2005 para aislar «la importancia relativa de cada factor» en la pérdida de empleo y en lograr otro puesto de trabajo desde una situación de paro. El estudio no hace ninguna valoración sobre la incidencia del cobro de la prestación de desempleo, aunque matiza que se «corroboran resultados previos de la literatura empírica», en referencia al supuesto efecto desincentivador del cobro del paro en la búsqueda de empleo.

La probabilidad de encontrar trabajo para una persona en paro ha bajado de forma notable con la crisis. Si hasta 2007, un parado tenía un 43% de probabilidades de volver a tener empleo, en un trimestre de la crisis esas opciones habían bajado al 25%. Y en el tramo final del año pasado, a menos del 20%.

Según el informe del Banco de España, el cobro de prestaciones por desempleo habría penalizado la probabilidad de encontrar trabajo durante la crisis en 1,34 puntos porcentuales, el doble que en el periodo anterior. No es el factor más lesivo: en el análisis del organismo supervisor, lo más determinante es el tiempo de búsqueda de empleo: los que lleven más de un año en esa situación tienen una probabilidad mucho menor de encontrar trabajo (17,3 puntos menos).

El nivel educativo es otro de esos factores determinantes. Y, además, su incidencia ha crecido con la crisis. La penalización para los que solo tienen educación primaria es casi el doble de la que sufren los que acabaron la secundaria.

Solo hay dos situaciones, entre las estudiadas por el Banco de España, que se consideran favorables al acceso al mercado de trabajo desde el paro: es el caso de las mujeres, que buscan con más intensidad empleo que antes de la crisis. Y de los inmigrantes, «lo que corroboraría la hipótesis de que son más activos en la búsqueda de empleo».

más información.

El Banco de España augura una recesión del 1,5% en 2012

Lo que también corrobora el boletín económico de febrero, donde se incluye este estudio, es «la prolongación de la dinámica contractiva en el primer trimestre de este año». El retroceso del PIB entre enero y marzo, como pronostican todos los servicios de estudios y el propio Gobierno, abocaría a la economía española a su segunda recesión en tres años. La única duda por despejar es si ese retroceso será más intenso que el registrado al cierre de 2011, cuando el PIB bajó un 0,3% en tasa trimestral.

El consumo privado y los indicadores que miden la confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas retrocedieron en enero y febrero hasta niveles de 2010. El informe destaca la prolongación de la atonía de la demanda ante la caída de la inversión en bienes de equipo y el descenso del número de afiliados a la Seguridad Social en el sector de la construcción. A ello suma la desaceleración del ritmo de crecimiento de las exportaciones, que, según datos de Aduanas, fue un 5,4% inferior al incremento que registraron en el cuarto trimestre de 2011. El sector turístico es el único que mantiene el «tono de fortaleza».

 

 ELPAIS
Facebook Comments