El base Edgar Sosa, a prueba una semana en el Blancos de Rueda de Valladolid

Valladolid.- El Blancos de Rueda necesita fichajes ya. Acumula cinco derrotas consecutivas y ha perdido a tres de sus jugadores en apenas un mes: David Navarro y O’Leary, por lesión; y a Tripkovic, rumbo a Turquía. A finales de diciembre llegó Román Montañez, pero no como un recambio para muchos minutos sino como un complemento. Y ahora, tras ver el rendimiento del equipo en los últimos partidos, urge traer refuerzos.

El primero, o el que puede ser el primero, arribó ayer a Valladolid. Se llama Edgar Sosa y llega desde Nueva York, de donde es natural aunque su pasaporte sea dominicano. Es una apuesta tipo Borchardt, ya que lleva casi 16 meses sin jugar por dos lesiones de gravedad: en septiembre de 2011, disputando el Preolímpico, se fracturó la tibia y peroné de su pierna derecha; y en julio de 2012, en su regreso a las pistas con la selección dominicana, se fracturó el pie izquierdo.

«Tenía ofertas desde Israel, desde Italia y desde España, pero me decidí por España porque quería probarme», señalaba el domingo en el portal de internet de El Caribe antes de coger un avión dirección España. Sosa estaba entrenándose en Nueva York y recibió la llamada del Blancos de Rueda. Hoy se ejercitará por primera vez con sus compañeros y tiene una semana para convencer a Roberto González y al club de que es el jugador ideal para reforzar la zona exterior. «Soy un jugador agresivo, que puedo anotar y que ayudo a que mis compañeros anoten», señalaba el propio Sosa ayer en la Ser.
Aunque se trata de un base, más que de un escolta, ayudaría junto a Renfroe en una posición que ahora mismo necesita reforzar el club.

Edgar Sosa vio cortada su prometora carrera hace un año y cuatro meses, cuando se fracturó la tibia y el peroné de su pierna derecha con la selección de la República Dominicana en el Preolímpico de Mar del Plata, durante un partido contra Panamá. En ese momento, había destacado en la Lega italiana, con 14.1 puntos, 2.3 recuperaciones y 4.5 asistencias, con el Angelico Biella en la campaña 2010-11. Él mismo tenía y tiene como miras la NBA, que, según el propio dominicano, ya había mostrado interés en Italia.

El base se recuperó de esa primera lesión y en mayo de 2012 comenzó de nuevo a entrenarse con la selección dominicana en Kentucky. Aunque no jugó el Centrobasket sí regresó a principios de julio, disputando el Preolímpico en Venezuela (3 minutos ante Korea, 8 contra Macedonia y otros 8 frente a Lituania). Pero unos días más tarde, en un amistoso ante Estados Unidos se fracturó el pie, cortando de nuevo su progresión y recuperación.

Sosa, con licencia Cotonou y formado en la Universidad de Lousville, la misma en la que militó el escolta morado Alhaji Mohammed, tiene que superar el test de esta semana para formar parte de la escuadra de Roberto González.

El club espera cerrar un 4 en breve

Además de la llegada de Sosa, el director deportivo del Blancos de Rueda, Eduardo Pascual, buscaba ayer un jugador interior, un 4, para que se incorporase cuanto antes a la disciplina morada.
Las bajas y los últimos resultados están obligando a mover el mercado a un club que comenzó la temporada con dudas por el escaso tiempo para formar un equipo, que sorprendió con su rendimiento cuando ha tenido a todos disponibles y que ahora acumula cinco derrotas consecutivas tras perder hasta a tres jugadores.

El Blancos de Rueda es ahora mismo el decimocuarto clasificado, con seis victorias por 10 derrotas, aunque mantiene distancias con los puestos de descenso (cuatro triunfos sobre Manresa y Lagun Aro).

8 ene/amodom/ eldiadevalladolid.com

Facebook Comments