El clamor de la periodista Alesandrini Bonilla a David Collado por la Laguna Gri Grí

El clamor de la periodista Alesandrini Bonilla a David Collado por la Laguna Gri Grí

Aquel momento que quedó enmarcado por medio de una fotografía que expresaba más que mil palabras. A distancia, se observaba a la periodista Alesandrini Bonilla tomando sutilmente, pero con firmeza, la mano izquierda del ministro de Turismo, David Collado.

La lejanía hizo parecer que se trataba de un encuentro o saludo como muchos de los que ocurrieron ese día, pero no, no fuese así. Aquel gesto era una súplica que se externaba y que encerraba todo lo deseado por los riosanjuaneros.

En medio de la efervescencia de la Feria internacional de Turismo (Fitur), en un escenario donde se celebraban acuerdos millonarios y se anunciaban inversiones significativas para República Dominicana, Bonilla encontró un momento para abordar una preocupación que pesa sobre la comunidad de Río San Juan: la finalización de los trabajos de remozamiento de la Laguna Gri Grí.

La respuesta del ministro dejó en la periodista una sensación de incertidumbre y descontento. La falta de una respuesta clara a la pregunta fundamental, “¿Sr. Ministro, cuándo nos entregan la Laguna Gri Grí?”, generó desconcierto.

El encuentro tuvo lugar en un contexto tumultuoso, con Collado manejando solicitudes de fotos y presentaciones de proyectos, lo que podría haber contribuido a su respuesta apresurada: ¡Pronto, pronto! Vamos a ponernos en eso. Y si hay que despedir a la constructora, se despide…

Este episodio marcó el segundo encuentro de la periodista con el ministro en FITUR, transcurrido un año desde el primero. En esa ocasión, Collado mostró un interés más notable y se comprometió con el seguimiento de los trabajos paralizados en la Laguna Gri Grí, incluso enviando una comisión de proyectos turísticos en 2023.

Sin embargo, a pesar de las promesas y la atención inicial, la inacción persiste, generando frustración en la comunidad riosanjuanera.

La tala de árboles en la Laguna, justificada de manera inconsistente, ha alimentado la preocupación. Bonilla, representando a su pueblo, expresa la urgencia de la entrega de la Laguna Gri Grí, un sitio natural de gran importancia declarado monumento natural desde 2009.

La carta de Bonilla resuena como una súplica colectiva por el desarrollo y bienestar de Río San Juan, destacando la necesidad de acciones concretas y transparentes en relación con este proyecto de gran importancia.

Redacción: Escarlin Pozo

Carta íntegra de Alesandrini Bonilla

Señor Ministro David Collado, quiero pensar que usted estaba agotado…

Distinguido Sr. Ministro,

Luego de un cordial saludo, quien suscribe la presente misiva, me dirijo a usted en aras de expresarle mi preocupación ante su respuesta “políticamente correcta”, en relación a la finalización de los trabajos de remozamiento de mi amada Laguna Gri Grí, no sin antes extenderle mi más sincera felicitación por el gran desempeño que una vez más ha tenido nuestro país en Fitur, $3,500 millones de dólares en nuevas inversiones ¡Enhorabuena!

Pues como le decía, en esta ocasión su respuesta ha dejado en mí cierta incertidumbre, para ser directa, no me ha gustado nada. Siendo honestos, fue palpable que usted no tenía respuesta para la pregunta, de hecho no la esperaba. Algo tan simple como: ¿Sr. Ministro, cuándo nos entregan la Laguna Gri Grí?

Eran las 3:00 pm, hora española, cuando usted, con cara de hartazgo, en medio del bullicio de Fitur, luego de una larga jordana de firmas y de acuerdos, con las incesantes solicitudes de fotos por parte de los presentes, por inercia contestó: ¡Pronto, pronto! Vamos a ponernos en eso. Y si hay que despedir a la constructora, se despide…

¡No, Ministro! –Tomándole la mano, le dije- Nosotros no necesitamos que se despida a la constructora. Lo que necesita Río San Juan es que se nos entregue la Laguna, terminada. Lo que necesitamos es ser tomados en cuenta, queremos desarrollo y por fin salir adelante. Confiamos en esta obra. Queremos nuestra laguna terminada.

Pero usted seguía absorto y con cara de salir huyendo de aquel escenario. Puede que, incluso, Sr. Ministro, aquel no fuera el mejor momento para esa pregunta y por ello me respondió “para salir del paso”. Puede que, usted solo estuviera agotado y necesitaba un respiro, aquel que ninguno de los presentes, en ese momento, le dejábamos tener (unos querían fotos, otros presentarle algún proyecto, mientras otros íbamos a incordiarle con preguntas fatigosas, que nada tenía que ver con esos grandes logros de millones en inversiones que llegarán a RD, como era mi caso).

Como le dije este pasado jueves 25 de enero, en Fitur, ya ha transcurrido un año desde que me acerqué a usted en ese mismo escenario a preguntarle por el mismo tema. Al menos, hace un año atrás, usted estaba menos afanado y demostró tanto interés que hasta se acercó su equipo a conversar conmigo y dar las informaciones oportunas. Incluso, Sr. Ministro, a la semana siguiente de aquel acercamiento entre usted y yo, se presentó en la Laguna Gri Grí una comisión de proyectos turístico para dar seguimiento a esos trabajos que estaban paralizados, eso en 2023.

¿Le recuerdo más? Posterior a ello, usted se presentó en persona y se reunió con autoridades, prensa y sociedad civil, prometiendo la pronta entrega del remozamiento, prometiendo proyectos de embellecimiento para nuestras playas, usted, un servidor público de los pocos que cumplen su palabra, prometiendo…

Todavía es la fecha y nada, Sr. Ministro. ¿Y sabe qué? Es desconcertante y estamos cansados de tanto misterio e inacción alrededor de este proyecto, porque ninguna autoridad competente informa nada en relación a la entrega de esta importante obra. Dicen que a la tercera es la vencida, pero Sr. Ministro, a mí me gustaría volver a verle en Fitur y hacerme una foto con usted como Dios manda, sentir de orgullo de esa foto, y no como prueba de que he hablado con usted sobre lo que por años viene inquietando a un municipio de 15 mil habitantes. ¡Entréguenos la Laguna!

Ya por último, Sr. Ministro, para no cansar a los lectores, decirle que muchos riosanjuaneros y riosanjuaneras conocemos con exactitud el diseño original que se le entregó al Ministerio de Turismo para el remozamiento de la Laguna Gri Grí, y en ese diseño original se respetaba en su totalidad el verde del lugar. A día de hoy, ya son más de quince los árboles que se han talado en toda la parte frontal dela Laguna, el último lo derribaron alegando que: “De ahí arriba se tiraban las personas a la Laguna”, un respuesta sin lógica alguna. Solo esperamos que la tala no llegue a alcanzar los manglares, porque si usted lo ha olvidado, los manglares de nuestra laguna son un santuario de aves protegido, el más importante del país.

Sin más incomodidad, y agradeciendo el tiempo que no tendrá para leer esto, se despide una simple mortal riosanjuanera que de niña fue muy feliz bañándose en el “repollo” de la Laguna, recorriendo la laguna de punta a punta. Una niña que saltaba de un bote en otro, y que de joven le gustaba recostarse de esos árboles que hoy nos han quitado, para leer algún libro. Alguien, que se considera embajadora de su pueblo y que sabe bien el gran valor de aquel monumento que ustedes nos tienen retenido, alguien a quien le gustaría volver a leer un libro en la laguna, mirando hacia ambos lados sin que la vista me sea obstaculizada por un zinc, o simplemente para ir a respirar oxígeno puro y limpio como el que alberga la Laguna Gri Grí en Río San Juan, María Trinidad Sánchez, declarada Monumento natural Decreto No. 571 del 7 de agosto de 2009, no una simple laguna. ¡Queremos nuestra Laguna, señor Ministro, nada más!

Saludos afectuosos,

Alesandrini Bonilla

Founder:
@navidadparalosninosrsj
Responsible tourism @rio_sanjuan

Facebook Comments
CATEGORIES
TAGS