El Gobierno español deja sin tarjeta sanitaria a quien pase tres meses fuera sin cotizar en España

El Gobierno español deja sin tarjeta sanitaria a quien pase tres meses fuera sin cotizar en España

tarjeta sanitaria excluidoJóvenes y parados emigrantes, principales perjudicados por una modificación publicada en el BOE durante las Navidades
 

Un artículo del Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 26 de diciembre ha puesto en alerta a los emigrantes españoles. La publicación oficial incorpora en su página 209 una disposición adicional que limita la asistencia sanitaria a aquellos españoles que permanezcan en el extranjero durante más de 90 días en un año natural y se encuentren en situación de desempleo. Es decir, los españoles que están residiendo en el extranjero por motivos laborales (como muchos jóvenes) o personales perderán el derecho a la prestación a partir de los tres meses fuera.

A su regreso a España, tendrán que comenzar el correspondiente proceso burocrático para recuperar este derecho, algo que, según el Ejecutivo, es «automático», aunque este aspecto genera serias dudas en los grupos de la oposición. Como último recurso, los ciudadanos que pierdan la residencia podrían pasar a ser asimilados en el caso de estar casados o registrados como pareja de hecho. En el caso contrario, tendrían derecho a optar a la tarjeta sanitaria sin recursos.

Las críticas no se han hecho esperar. En un comunicado, las Juventudes Socialistas de España (JSE) han denunciado la «actitud ruin» del Ejecutivo del PP y calificado la medida de «discriminatoria». Ante la elevada cifra de desempleo juvenil, «el Gobierno de Rajoy ya no sólo permanece impasible, sino que ataca frontalmente a los que buscan alternativas», añade la nota. Para el secretario general de JSE, Nino Torre, «es indignante que a los 90 días de marcharse», a estos ciudadanos «se les considere como no residentes y no tengan derecho a ser atendidos en los hospitales». Según señala, en su gran mayoría son jóvenes obligados a marcharse por las elevadas tasas de desempleo y que a su vuelta, si no tienen un contrato, deberán buscarse «un seguro privado». «Otro duro golpe más para los que más sufren las consecuencias de las inexistentes políticas en materia de empleo juvenil», señala el comunicado.

 

Facebook Comments