El Gobierno Rajoy exigirá contrato a los inmigrantes

Sólo se entrará a España con la seguridad de tener empleo

Las autoridades repatriarán a los inmigrantes que queden en paro

Madrid.Alemania es el ejemplo a seguir. Mariano Rajoy va a endurecer la actual Ley de Extranjería aplicando el modelo de Angela Merkel: sólo se permitirá la entrada en España a los inmigrantes que lleguen con contrato de trabajo y repatriará a los que se queden en paro.

Además, eliminará la regularización por «arraigo social» creada por el Gobierno Zapatero.

El pasado 16 de enero de 2012, el Instituto Nacional de Estadística hizo públicos los datos de población en España durante 2011, en los que destacaba el saldo negativo en cuanto a las migraciones: en el último año, salieron del país 507.740 españoles, y arribaron 457.650 extranjeros.

Pese a este balance poblacional negativo, Mariano Rajoy continúa con la idea de reformar, y endurecer, la Ley de Extranjería aprobada por el Gobierno Zapatero en 2009.

Siguen llegando emigrantes

Como explica El Confidencial Digital, el último estudio del INE no ha sido bien recibido ni en Moncloa, ni en el ministerio de Empleo, donde sorprende, y a la vez inquieta, el hecho de que hayan seguido entrando un gran número de inmigrantes en España pese a los altos índices de paro y la escasa oferta de empleo.

Por ese motivo, la reforma de la Ley de Extranjería que prepara el Ejecutivo de Mariano Rajoy se basará en blindar la llamada inmigración laboral, imponiendo los mismos requisitos que exige Alemania para poder entrar en su país.

Visado laboral

«La gente que venga deberá traer un visado de empleo, obtenido en el consulado de su país de origen, para ocupar un puesto de trabajo específico en España. Cuando lo pierda, deberá regresar a su país».
«Con dicha medida, se promoverá las entradas y salidas circulares de España, además de favorecer un mayor control sobre los flujos migratorios del país».
«Es difícil de creer que los ‘sin papeles’ llegados últimamente a nuestro país lo hayan hecho para buscar empleo, sino por otras causas, por lo que algo se está haciendo mal en este sentido».

Adiós al «arraigo social»

Otro de los grandes cambios que incluirá la nueva Ley de Extranjería, con respecto a la aprobada por el Gobierno Zapatero en 2009, será la eliminación del llamado «permiso de arraigo», que permitía a los inmigrantes ‘sin papeles’ obtener el permiso de residencia a través de una prueba, en la que ‘demostraban’ haber adquirido la cultura y las experiencias españolas.

Dichos exámenes son realizados por jueces del Registro Civil, que preparan a su albedrío las preguntas de los cuestionarios.

Durante el último año, los inmigrantes han debido responder a preguntas tan variopintas como quién dio el pregón del Orgullo Gay, quién es Belén Esteban, o qué animal alemán vaticinaba los resultados del Mundial de fútbol y cuál era su nombre.

En el Gobierno de Rajoy son conocedores del contenido de este tipo de pruebas, superadas por el 90 por ciento de los inmigrantes, y quieren acabar con dicha fórmula

De:periodistadigital

Facebook Comments