El lince ibérico, al borde de la extinción

El lince ibérico, al borde de la extinción

El censo de estos felinos en Andalucía, donde se concentra su mayor población, era de 319 en 2014. Este dato confirmaba que se mantenía la tendencia poblacional de los últimos años.
Los machos y las hembras guardan ciertas diferencias. Los primeros pesan alrededor de 13 kilos y tienen el pelaje más oscuro; las segundas son más pequeñas, rondando los nueve kilos.

España ha sido tierra de poderosos mamíferos. El oso pardo, el lobo… Poco a poco han ido desapareciendo, según la caza diezmaba unas poblaciones de las que ahora no quedan más que unos cuantos ejemplares.

También es esta la historia del lince ibérico, una de las especies animales más amenazadas del mundo. A pesar de ser el felino con mayor peligro de extinción según la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), los esfuerzos por la recuperación de estos animales intentan día a día mejorar su supervivencia.

Endémico de la Península Ibérica, los ejemplares que quedan de este animal no llegan al medio millar, lo que se traduce en que la amenaza de desaparición esté en estado crítico.

El censo de linces en Andalucía, donde se concentra su mayor población, era de 319 a principios de 2014. Este dato confirmaba que la población lincera andaluza mantenía la tendencia poblacional de los últimos años.

No obstante, las labores de reintroducción en libertad de los linces ibéricos se expanden a otras comunidades, como pueda ser Castilla-La Mancha, donde recientemente se han soltado 16 ejemplares.

lainformacion.com

Facebook Comments