El lujo, pese a todo, apuesta por España

Pilar García de la Granja

 

Roberto Cavalli apuesta por España. La semana pasada estrenaba nueva tienda en la Milla de Oro madrileña para captar clientas nacionales y consolidar el mercado latino. En los últimos meses la afluencia de millonarios venezolanos, mexicanos y argentinos está siendo masiva, tanto que el mercado inmobiliario de lujo sobrevive gracias a ellos, según Knite Frank España. Para Cavalli, como no podia ser menos, “latino” implica captar el mercado latinoamericano en España. Cavalli facturó, con todas sus firmas el año pasado 170 millones de euros, y se mantiene independiente de los grandes holdings mundiales del lujo como LVMH.

Carmen Valiño preparó en Madrid una presentación de lujo, maravillosa, para un diseñador que es, en esencia, exclusivo. Cavalli no espera ventas espectaculares en los próximos trimestres. El diseñador, además de los 110 puntos de ventas que mantiene en España, ha tenido oportunidad de testar el negocio ‘on line’, gracias a la empresa “discount” Yoox S.p.A, relacionada con el diseñador italiano. En el primer semestre de 2012, las ventas de Cavalli han caído el 2,7% hasta los 121 millones de euros. Pese a que este descenso fue fundamentalmente en Europa, Cavalli considera que “España saldrá de la crisis”.

Estas declaraciones de Cavalli vienen ‘al hilo’ porque hace una semana que Burberry presentó sus resultados trimestrales. «Depresión en la industria del lujo», a juicio de muchos expertos, porque los resultados fueron entendidos como ‘profit warning’ para el conjunto del sector. Según la consejera delegada de la firma británica el “factor China” ha sido decisivo. La caída del consumo del mercado asiático es, de hecho, un problema para el lujo y para el resto de sectores si se confirma esta tendencia en los próximos trimestres. España se convirtió durante la pasada década en el paraíso de las marcas de Moda de Lujo, denominadas ‘Premium’, que son aquellas cuyo precio de sus productos triplican, al menos, el precio medio de los productos de su categoría. Una firma Premium va desde el café Nespresso, las telas más exclusivas como The Bernal Collection, los diseños de alta costura de Siona García, o el zapato maravilloso con cristales Swarosky de Mascaró.

Según el último informe del Instituto de Empresa y de su Observatorio del Lujo, un producto de este tipo debe, obligatoriamente, tener mejor calidad que el producto medio, una estética identificable, un buen equipo de I+D y de creatividad, ha de ser exclusivo tanto en su consumo como en su distribución y el perfil de sus consumidores tiene que compartir unos determinados valores. “Valores reconocidos como líderes de opinión”. En España la evolución económica del mercado del lujo va de la mano con la crisis económica. De la explosión a principios de la década pasada llegamos al punto álgido en el 2006-2007 y, a partir de este momento, caída en picado del consumo nacional y mantenimiento de las grandes firmas gracias al turismo exterior – sobre todo asiático-.  En España el 30% de las ventas del lujo según Bernstein son efectuadas por extranjeros.

En España, el mercado del lujo mueve al año entre 4.800 y 5.000 millones de euros. Su evolución está directamente relacionada con la evolución del PIB. Según el mismo informe del IE BSchool, los que mantienen las ventas del sector en España (además del tercio que suponen los turistas) son los “empresarios de éxito”, quienes con una participación del 35% suponen otro tercio de las ventas. Estos grandes empresarios según la Encuesta Financiera del Banco de España tienen activos financieros inferiores a 750.000; el resto, otro 30% de españoles que consume lujo, pertenece al grupo “aspiracional”: ingresan menos de 100.000 euros al año, y son los que en España y el resto de Occidente han reducido de forma drástica su gasto en este tipo de productos.

Para los expertos, el mercado del lujo en España se recuperará con la evolución del PIB y si las marcas son capaces de acompañar con “figuras y creadores de opinión” que sean capaces de liderar, no solo la España del futuro sino que también representen a una nueva generación ambiciosa, trabajadora, responsable y socialmente atractiva por su perfil profesional y no tanto por lo que los expertos denominan “con solera”: personas cuyo patrimonio es fundamentalmente heredado.

Trabajo y lujo

Y mientras salimos, España, como gran mercado que ha sido del lujo, ha preparado a excelentes profesionales que están redefiniendo su vida profesional hacia el mercado que funciona, pero en el extranjero. Es el caso de Carmen Menor que, tras pasar por Cartier HK, con 60.000 dólares y otros dos socios ha creado el Grupo InStyle. Ella dirige la oficina de Tailandia y ha puesto en marchawww.CasasenAsia.com. Para Carmen “las grandes crisis son una oportunidad porque las grandes fortunas aguantan e incluso algunas se fortalecen. Se recortan gastos superfluos, pero el lujo parece verse fortalecido por las grandes crisis, como si se hiciera aún más exclusivo».  Ella comenzó a trabajar en Asia hace trece años y, aunque piensa en volver, de momento cree que el futuro inmediato pasa por seguir desarrollando el negocio asiático para europeos y estadounidenses. Carmen, a diferencia de Burberry, cree que, con el crecimiento de Asia, es posible duplicar los ingresos en el 2013 y consolidar el sector de alquiler de casas de lujo en Phuket, Samui y Bali.

 

Facebook Comments