Empresario español frustrado con Justicia de República Dominicana

Empresario español frustrado con Justicia de República Dominicana

25E3856D-27C4-4F31-BF12-77D9C3A0AD02.jpg__294__440__CROPz0x294y440Juan José Hidalgo debe comparecer el martes 4 de febrero a un tribunal de Higuey a un proceso que ha sido reenviado 8 veces y que espera no vuelva a ser pospuesto, porque en igual número de ocasiones ha debido viajar de España a República Dominicana a responder por el caso.

 

SANTO DOMINGO, sábado 2 de febrero 2014.-Un empresario español con inversiones en República Dominicana denunció que un caso sobre una operación de compra de unos terrenos y al que deberá acudir el próximo martes 4 de febrero es “un juicio ya juzgado”.

El empresario Juan José Hidaldo, presidente del grupo Globalia, dijo que tiene varios casos judiciales abiertos en República Dominicana en los cuales ha gastado unos dos millones de dólares en pago de minutas de abogados.

Hidalgo es propietario de Air Eurpoa y de varios hoteles, con una inversión superior a los 292 millones de euros (unos 400 millones dólares) en República Dominicana, de la cual dijo no estar arrepentido.

La empresa Globalia es uno de los principales grupos turísticos españoles, con una facturación anual de más de 4.000 millones de euros y una plantilla de 25.000 trabajadores.

Hidalgo debe de asistir el martes ante el Tribunal de Primera Instancia de La Altagracia (este del país) por el «Caso Sandalio». Se quejó de lo que llamó trato injusto de la Justicia dominicana en los diferentes procesos que se les siguen en el país caribeño. Expresó que en el denominado “Caso Sandalio” lo que se ha pretendido ves chantajearlo.

Denunció que con frecuencia lo citan y viada desde España a Santo Domingo para comparecer a la Justicia, y se gestiona entonces el reenvío de la causa, creándole perdidas económicas y de tiempo.

En declaraciones a la agencia EFE, Hidalgo dijo que tiene cinco procesos judiciales en los tribunales dominicanos, todos relacionados con la compra de terrenos y hoteles en el país.

Uno de ellos fue la adquisición de unos  terrenos en Uvero Alto (este) adquirido al empresario dominicano George Nader para construir un complejo turístico y que, posteriormente, se declararon no aptos para uso hotelero.

Lo peor del caso, dijo, fue que al tratar de recuperar su inversión fue sentenciado a devolverlos y, encima, a indemnizar a Nader. Dijo que el juez que dictó esa sentencia fue después expulsado de la judicatura, pero el caso aún está sin resolver», indicó.

El «Caso Sandalio» se inició en julio de 2012 cuando un cubano-estadounidense llamado Sandalio Suárez presentó una querella por «un trozo de playa de 629 metros cuadrados» en Cabeza de Toro, frente al Hotel Be Live Punta Cana, propiedad de Hidalgo.

Hidalgo dijo que no está clara la titularidad de este trozo de playa, por el que Suárez asegura haber pagado unos 400 euros (unos 550 dólares) en 1988 y pretendía vendérselo por dos millones de dólares.

Se quejó Hidalgo de que la vista por esta querella se ha suspendido y aplazado «en ocho ocasiones» después de que él hubiera viajado a la República Dominicana para atender las respectivas citaciones.

Hidalgo dijo a EFE que espera que el martes no le vuelvan a poner otra disculpa y el juez suspenda de nuevo la vista, porque eso sería un auténtico escándalo. Confió en que se resuelva.

En declaraciones a EFE, explicó que prevé emprender acciones legales y pedir «daños y perjuicios» por el procesamiento judicial, que, reiteró, le ha ocasionado un gran gasto económico y ha dañado su imagen.

 

 

2feb/amodom

Facebook Comments