En el país los vientos políticos se han puestos densos

En el país los vientos políticos se han puestos densos

Por Olga Capellán.-

 

Uno a uno van cayendo y no son palomas, el honorable señor presidente de la república, Danilo Medina, le haría un gran favor a la nación con salir de algunos  funcionarios innecesarios compuestos por personas que solo están en el gobierno para abultar las nóminas públicas, pero no dejan beneficios laborales ni al Estado ni al país.

De notoriedad ha sido que gran parte del presupuesto nacional está destinado al pago de funcionarios y otras personas que cobran altos salarios, muchos de los cuales no ejecutan labores apreciadas ante los ojos del pueblo, en momento que el país atraviesa por una situación difícil, a pesar del supuesto crecimiento económico de 7.5% expuesto por el gobernador del Banco Central, Lic. Héctor Valdez Albizu.

Así como el presidente canceló las funciones del dirigente del aliado Partido Reformistas Social Cristiano (PRSC) Humberto Salazar, así también debería salir de otros funcionarios improductivos, asesores en materia de lo que fuese, que no rinden ningunas labores al Estado dominicano, que no son  más que cargar al presupuesto nacional; estos altos salarios por cada funcionario cesanteado podrían bien dedicarse a la paga de entre 10 a 20 empleados comunes, con lo que se crearían fuentes de trabajo para que  humildes  familias se ganen el sustento de cada día.

A propósito de Humberto Salazar, ahora que ha cesado en sus funciones, el mismo podrá tener tiempo suficiente para dedicarse por completo para escribir sus certeros artículos para la prensa y así deleitar a sus lectores, como lo hace cada día.

Nuestro comentario no tiene nada en contra del amigo Salazar, sino que tomando en cuenta que los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) siempre ha tenido afán en crear posiciones para complacer a sus aliados políticos, y en estos el ex presidente Leonel Fernández, ha sido muy generoso con sus colaboradores, muchos de los cuales ostentan posiciones que no van acorde con la capacidad de trabajo o estudios realizados, pero es un deber de cada partido en el poder cumplir con los compromisos políticos contraídos.

De acuerdo con un informe de la CEPAL, más de un 40% en la República Dominicana vive bajo el nivel de la pobreza, motivado al gran desempleo y a los bajos salarios existentes en la población laboral activa, además de un 20% que  es indigente o vive al borde de la indigencia.

No sé hasta donde sea cierto y cuáles son los parámetros utilizados por dicha institución para determinar ese porcentaje, lo cierto es que con un crecimiento económico con los que las autoridades del gobierno central afirman tener en el país, la población dominicana debería estar en otras condiciones de vida.

Otra forma de crear empleos sería tomar en cuenta la edad de retiro de cierto personal que aún siguen activos, a pesar de ser seres envejeciente y su estado físico, ya que ningún ser humano cuando llega a los 70 años debería estar ejerciendo labores, mientras la juventud continua en una vagancia inerte, solo no en raras excepciones.

Si la situación económica del país se encuentra tan boyante como lo anunciado por Valdez Albizu, ¿Cuál es el motivo de tanto desempleo a nivel nacional? ¿Porqué muchos jóvenes prefieren delinquir y con ello arriesgar sus vidas  ante que  tener un trabajo digno con que ganarse el sustento diario? ¿Porqué los precios de la canasta familiar son inalcanzable para tantas familias dominicanas? Y ¿porqué esos altos salarios que paga el Estado a funcionarios vagos, no son tomados para crear miles de empleos a personas necesitadas y así ir mejorando el nivel de pobreza entre la población?

Por último, ahora que los vientos políticos se han puestos densos en todo el país, solo cabe preguntar: ¿De dónde viene la bonanza anunciada por el gobernador del Banco Central, cuando el pueblo se está cayendo a pedazos? o acaso se trata de los ingresos que recibe el país de manos de los grandes inversionistas con los cual actualmente cuenta esta media isla caribeña.

Facebook Comments