Érase una vez en la Loma del Flaco, Mao, RD.

Érase una vez en la Loma del Flaco, Mao, RD.

Balbina Negreira
Dominicana residente en España

Bajo una de esas historias conmovedoras que se conocen ya cuando el personaje trasciende por si mismo, porque su figura, su preparación y sus dotes de liderazgo rompen los esquemas establecidos de prejuicios, aunque no nos engañemos, también, a él no les perdonaron su atrevimiento de ser listo.

De traspasar la barrera del sonido y encumbrarse mas allá de donde las leyes del universo las permiten. Desde donde, incluso, la ciencia aún no tiene un número binario mas allá que explique su infinito y majestuoso valor como político, conciliador, perredeísta e indiscutible dominicano. Líder que aperturó mares y océanos a nuestro país isleño al liderazgo de la política internacional.

Con su partido con mil problemas, un montón de «leyes internas» que, no figuran en sus Estatutos, más se repiten de boca en boca de generaciones en generaciones. Eslóganes del pasado siglo que se resisten a modernizarse, adecuarse a los nuevos tiempos, esto es, al s.XXI.

Situaciones estas que, créanse o no generan incertidumbres, alejamientos y no ayudan a ensanchar la matrícula o base piramidal del Partido Revolucionario Dominicano-PRD.

Los seres humanos somos un producto sociológico e inmigrante, en el sentido de que, somos nómadas. Según los científicos, la primera evidencia del ser humano data de hace 2.5 millones de años en Ledi-Geraru, lo que es hoy Etiopía. La Biblia nos dice que hace poco más de dos siglos en un lugar paradisíaco con la aparición perfecta de Adán y Eva.

Pero, aparte de cual sea nuestra creencia científica o religiosa, lo importante de todo esto es, que, somos dominicanos(as), con serias dificultades sin resolver, con deudas sociales pendientes a las y los ciudadanos, con déficit en nuestra economía doméstica. Tenemos un «tollo» en el manejo de nuestra política binacional. No estamos bien a nivel internacional.

En materia de inmigración nuestros connacionales andan solos buscándose la vida por todo el mundo. ¿A donde no hay un dominicano? ¿En qué lugar del planeta Tierra?

El presente artículo esta dedicado «In Memoriam» a quien en vida y muerte fue, es y será el líder y mentor, que nos dará las fuerzas para amar a nuestro país a pesar de los pesares…

A ti..!José Francisco Peña Gómez!
¿Seguro que tú esperas y quieres la unidad? !Descansa tranquilo que la tendrás!

Facebook Comments